Home»Arquitectura»Metrópoli Patriotismo

Metrópoli Patriotismo

El despacho Picciotto Arquitectos es el artífice de este edificio de usos mixtos de alto rendimiento, cuyo diseño armoniza los criterios de sustentabilidad, belleza y funcionalidad, y que le ha valido la  Certificación LEED BD+C: Core and Shell nivel Oro

Por Irayda Rodríguez, Fotografía: Rubén Darío Betancourt

La geometría de Metrópoli Patriotismo, que destaca por su diseño y construcción sustentable, es producto del estudio de las condiciones urbanas existentes y de la búsqueda por lograr una continuidad del espacio comercial, reflejado en el aprovechamiento formal del predio, las restricciones de altura y las propuestas de estructuración.

El terreno de 5 mil metros cuadrados donde se realizó este icono arquitectónico pertenecía anteriormente a una agencia y taller de autos; ahora se divide en dos zonas: el basamento que contiene un centro comercial y la parte superior con una torre de oficinas. Ambos contemplan accesos y sus respectivas áreas de estacionamiento, que podrían intercambiarse de acuerdo con los requerimientos de la operación del complejo.

Los vidrios y ventanas del complejo están acorde con la norma NFRC100 para el valor de conductividad térmica y NFRC-200 para la determinación del coeficiente de ganancia solar

Hito urbano
Por su ubicación, posee una excelente interconexión urbana, principalmente por la proximidad con vías primarias como avenida Patriotismo, Periférico, Viaducto, Insurgentes y Revolución. Las numerosas vías principales que circundan el sitio lo convierten en un punto accesible para la llegada en trasporte público o bicicleta.

Para garantizar la comodidad de los visitantes y un acceso más rápido y eficiente al conjunto, se propuso construir un carril de contraflujo en la calle 11 de abril, rodeando el predio hacia la lateral de Viaducto Río Becerra. En esta zona se creó un motor lobby, la entrada al estacionamiento se realiza en dos carriles, que a su vez tiene salida hacia el flujo vehicular de Patriotismo, con una amplia sección vial que busca evitar afectaciones a la circulación.

El 100 % de las aguas tratadas son reutilizadas para riego y descarga de sanitarios

Con el objetivo de integrar el inmueble con la colonia Nápoles, se buscó que el puente peatonal que cruza Viaducto se conectara con una plaza de acceso público ajardinada. La recuperación de este espacio (antes abandonado), se logró al integrarlo al proyecto para regenerarlo y convertirlo en un parque que da la bienvenida al usuario. La idea era crear una entrada que no fuera franca al edificio, recurso que invita al transeúnte a descubrir la zona visualmente.

Esta área, además, se revitalizó con mobiliario urbano, cestos de basura, zonas para bicicletas, espejos de agua y un diseño de iluminación con lámparas ahorradoras.

Metrópoli Patriotismo cumple con los requerimientos del estándar ASHRAE 62.1-2007 en calidad de aire interior; ASHRAE 90.1-2010 en energía y la Norma Oficial Mexicana 008

Condiciones de confort
Los cinco sótanos del complejo funcionan como estacionamiento general, al que se integraron espacios para motos y bicicletas,  áreas para equipos, servicios y oficinas de la plaza comercial.

Metrópoli Patriotismo promueve el uso de bicicletas y automóviles eléctricos e híbridos, al reservar zonas con estaciones de recarga y espacios preferenciales para los mismos, de acuerdo con los lineamientos que marca la certificación LEED.

Por su parte, el basamento que contiene el centro comercial, distribuido en tres niveles, se comunica con la primera etapa del complejo de usos mixtos y le da continuidad, a través de escaleras eléctricas, elevadores y pasillos.

En el centro del inmueble se instaló un domo translúcido que brinda amplitud y confort a la plaza; además de permitir el paso de luz natural a todos los niveles, funciona como una chimenea térmica que disminuye el uso de aire acondicionado, dando paso a la ventilación natural mediante un sistema automático de louvers que se abren y cierran según lo requiera el edificio.

Asimismo, el frente de Metrópoli Patriotismo cambió completamente para convertirse en una fachada ventilada de nulo mantenimiento.

El acceso a las oficinas es por el lobby principal, ubicado en la planta baja. La torre, a su vez, cuenta con seis elevadores panorámicos de alta tecnología, programados para optimizar el tiempo. Al estar recubiertos de cristales ofrecen una vista imponente y permiten el paso de luz natural sin incrementar la temperatura interior. Esto se traduce en un aprovechamiento más eficiente de la electricidad y el aire acondicionado.

El sistema de confort térmico está dividido en cuatro grandes áreas: para locales comerciales, cines, oficinas y extracción para estacionamientos

En términos de diseño, ostenta un juego de texturas en altos y bajo relieves, entrada de luz natural, doble altura y una selección de acabados que ayudan a jerarquizar y realzar la sobriedad del espacio. Mientras que la “piel” de la torre está recubierta por cristales Low E de control solar y vidrios tipo frost y serigrafiados, que bloquean la visualización desde el exterior.

El sistema de parasoles interiores y exteriores de aluminio está presente en las cuatro fachadas de la torre y sus dimensiones responden a un estudio de la trayectoria del Sol. Su función es reducir la incidencia solar directa sobre las fachadas y distribuir mejor la iluminación natural en todos los espacios. Para la fachada poniente se colocó una malla metálica, que funciona de barrera térmica y evita el sobrecalentamiento del inmueble.

Certificación LEED Oro
Si bien es cierto que la certificación de un edificio exige una mayor inversión, cuando los criterios se aplican de manera adecuada, éstos se traducen en importantes ahorros económicos en su operación.

Este es el caso de Metrópoli Patriotismo, donde se incorporaron estrategias de sustentabilidad en todas las etapas de su diseño y construcción, obteniendo la Certificación LEED BD+C: Core and Shell nivel Oro y la Certificación para edificaciones sustentables en la Ciudad de México PCES.

Entre los logros más relevantes están el aprovechamiento hídrico, así como el tratamiento del cien por ciento de las aguas residuales, las cuales son reutilizadas para riego y descarga de sanitarios. Además, el inmueble posee un tanque de tormenta que recoge 250 metros cúbicos de aguas pluviales, que a su vez pasan por un proceso de clorado para su reutilización.

En cuanto a los materiales, el acero empleado en la construcción de Metrópoli Patriotismo fue fabricado con un alto porcentaje de material reciclado y es de origen nacional, lo que contribuye a que la huella de carbono de los vehículos usados para transportarlo fuera menor.

Para la operación eficiente del complejo se implementó un programa de medición y verificación para asegurar que tanto el centro comercial como la torre mantengan sus consumos, mientras que el BMS se encarga del control de accesos, aire acondicionado, monitoreo del sistema de alumbrado y de la red eléctrica.

Respecto a la iluminación, se emplearon luminarias LED de bajo consumo, sensores de movimiento y un sistema de control que funciona en zonas específicas, según las condiciones de luz natural. La iluminación en la fachada, a su vez, está automatizada en horarios determinados y permite escenarios predefinidos, generando una apariencia más lúdica en el espacio comercial.

Las escaleras eléctricas están programadas para aumentar o disminuir su velocidad, dependiendo de su uso

Otro punto que debe destacarse de este edificio verde es el beneficio significativo que ofrece a los usuarios de la torre, al brindarles espacios interiores de confort psicofisiológico, gracias al permanente contacto con la luz natural.

Como asegura el despacho Picciotto Arquitectos, “se cuidaron las visuales hacia la ciudad, para no interrumpirlas, pero, al mismo tiempo, se usó una paleta vegetal que le brinda al usuario escala frente al edificio, además de confort que se traduce en la estética de la percepción a la vista, con los árboles estacionales que cambian constantemente”.

Todos estos eslabones integran la cadena smart de Metrópoli Patriotismo, un proyecto que va más allá de ser una mera construcción en el paisaje de la CDMX, ya que incorpora, de forma virtuosa, los principios relacionados con el desarrollo sostenible, la plástica y la funcionalidad, manteniendo así su compromiso con la operación diaria como un edificio más habitable.

Previous post

Plan de eficiencia energética para la construcción

Next post

Balanceo y eficiencia energética