Home»Gourmet»Tequila: Rompiendo récords y fronteras

Tequila: Rompiendo récords y fronteras

Símbolo de la mexicanidad, el tequila está conquistando al mundo entero. Tan sólo en 2017, las ventas de este destilado rompieron récords por octava ocasión consecutiva, al cerrar con 211 millones de litros exportados a más de 120 países, lo que representa un alza de 7.1 por ciento en relación al 2016, según cifras del Consejo Regulador del Tequila. A continuación, tres agaves para combatir el frío e iniciar bien el año

Ricardo Donato

TRES GENERACIONES AÑEJO CRISTALINO TRIPLE DESTILACIÓN

Tequila, Jalisco; 100 % agave

Precio: $630

Añejado al menos 12 meses en barricas nuevas de roble americano. Su Brand Ambassador, Didier Cruz, destaca la suavidad y frescura de este añejo cristalino, producto de su singular proceso de “extracción suave” y triple destilación que resalta las notas cítricas del agave, complementadas con toques de vainilla y miel que aportan los tostados de la barrica. Ideal para maridar platillos del mar como ceviches y ostras, así como carnes grasas al carbón y quesos semi maduros.

HERRADURA ULTRA AÑEJO

Amatitán, Jalisco; 100 % agave

Precio: $579

Lo ultra le viene por la excepcionalidad con la que es elaborado: una mezcla y selección de los mejores tequilas añejos y extrañejos, filtrados varias veces hasta obtener su característico color platinado brillante. Destila aromas a vainilla, madera y piña cocida. En boca es sedoso, con recuerdos a miel, nueces tostadas, cítricos y chabacano, con un final ligeramente amargo. Un agave suave y fácil de beber, eso sí, derecho y sin mezcladores.

VOLCÁN DE MI TIERRA AÑEJO CRISTALINO

Valles y Altos, Jalisco; 100 % agave

Precio: $595

Blend de tequila añejo y extrañejo, madurado en barricas de roble francés, a partir de una minuciosa selección de los mejores agaves de las regiones de Valles y Altos de Jalisco (suelos volcánicos, ricos en minerales). De color cristalino con matices áureos, presenta aromas a tabaco, frutas secas, vainilla y piloncillo. Gran cuerpo, cremoso, con notas a miel, chocolate amargo, caramelo y vapores herbales a menta. Una obra de la maestra tequilera Ana María Romero que rezuma personalidad y elegancia en cada trago.

Previous post

La arquitectura inteligente y sustentable del NAICM

Next post

Las metas de la COP23