Home»Noticias»La UAQ desarrolla mobiliario ecológico

La UAQ desarrolla mobiliario ecológico

La Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) está desarrollando, a través de sus estudiantes, egresados y docentes, un concepto inmobiliario elaborado con materiales reciclados como desecho de cantera, concreto y envases triturados de tereftalato de polietileno (PET, por sus siglas en inglés).

El proyecto surgió como parte del Programa Intensivo de Ingeniería para la Innovación del Centro Académico de Innovación y Desarrollo de Productos (Caidep) de la UAQ.

El docente de la Facultad de Ingeniería, Javier Cruz Florín, fue el encargado de dar asesoría al grupo de estudiantes de la licenciatura de diseño industrial. “El proyecto fue promovido por la coordinadora del programa intensivo, Norma Frida Roffe Samaniego. Surgió por la carencia de un mobiliario propio dentro de la universidad; nos dimos cuenta que las instalaciones de las facultades se actualizan de manera constante, y a partir de eso decidimos integrar lo que es la identidad universitaria dentro de los elementos urbanos y hacer una sola unidad representativa”, aseguró.

Prototipo

Entre los materiales seleccionados se encuentran la madera de pino cahuite para la estructura y moldes de las piezas, perfiles de metal en la base de los muebles, fibras PET y escombro de construcción para reemplazar el concreto.

Stefanía Ter-veen Lozada es egresada de la UAQ en la licenciatura de diseño industrial y parte del proyecto que denominaron Kenso. La licenciada detalló que este mobiliario tiene como finalidad optimizar los materiales que se desechan en todas las instalaciones de la universidad.

“Nuestra propuesta, en esta primera etapa, es un conjunto de muebles como bancas, sillas, mesas elaboradas en 60 por ciento de material recuperado, es decir, el PET de las botellas del agua universitaria Aguaq, cantera y escombros de las obras que se hacen en las diferentes facultades. Es una familia de elementos cuya inspiración fue la rosa de los vientos que se encuentra en el escudo de la universidad. Es un mobiliario modular y reproducible, por lo que puede ser funcional en empresas o plazas públicas de las ciudades para favorecer la identidad urbana”, explicó.

El docente Cruz Florín destacó que para la selección de materiales utilizados en los muebles se consideró que fuesen aptos para el exterior, como la no degradación, resistencia a la humedad y cambios de temperatura.

“Las ventajas con respecto a otros mobiliarios son la reducción de los costos por pieza, el orgullo de tener nuestros propios muebles, hechos por universitarios para universitarios, además de que se cierra un ciclo en lo que se refiere a la vida de materiales y su impacto ambiental”, destacó.

El docente de la UAQ resaltó la importancia de conjugar el trabajo de investigación en el área de materiales de la Facultad de Ingeniería con el diseño industrial en una propuesta que podría detonar la creación de nuevas empresas enfocadas en el reciclaje y la sustentabilidad.

 

Fuente: Conacyt

Previous post

ABB colabora con Amazon Alexa

Next post

Reconocimiento facial, ¿el futuro?