Home»Arquitectura»La Torre de LegoRogers

La Torre de LegoRogers

Más allá del premiado y recordado evento pirotécnico de inauguración, la Torre BBVA Bancomer sigue brillando en el Paseo de la Reforma. Hoy, forma parte de un grupo de súper estructuras que poco a poco van modificando el skyline de la Ciudad de México

Por Darinel Becerra, Fotografías: Cortesía de Lourdes Legorreta y María Dolores Robles Martínez

Para los vecinos de la Torre BBVA Bancomer, un recuerdo inolvidable fue aquella noche del 9 de febrero de 2016 cuando se iluminó de colores la zona del helipuerto del rascacielos. La pirotecnia y el juego de luces que festejó su inauguración pudo ser vista y escuchada a más de 10 kilómetros a la redonda desde la avenida Paseo de la Reforma y el Circuito Interior en la Ciudad de México.

El evento le valió el primer lugar en la categoría de “Mejor diseño de iluminación de eventos”, reconocimiento otorgado por la afamada firma estadounidense BizBash.

Este acontecimiento superó a espectáculos como la inauguración del Burj Khalifa (el edificio más alto del mundo), en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, o la conmemoración del Día de la Bastilla el 14 de julio, celebrado en la Torre Eiffel e, incluso, la ceremonia de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, en Brasil.

EL ORIGEN

El corporativo del Grupo Financiero BBVA Bancomer en México contrató los servicios de lo que se le llamó LegoRogers, que surge del trabajo en conjunto entre el despacho mexicano Legorreta® y el inglés Rogers Stirk Harbour + Partners.

El objetivo de la sociedad fue buscar, con la construcción de la Torre, el representar la posición de liderazgo, solidez e innovación que caracteriza al grupo bancario internacional.

De este modo, el edificio se basa en la reinterpretación de la organización tradicional de un espacio para oficinas al ofrecer una variedad de nuevos entornos de trabajo y generar un entorno de comunidad.

La Torre marca la entrada al Bosque de Chapultepec y desde las vistas de sus jardines elevados es posible ver la espesura del bosque y gran parte de la ciudad.

La planta baja abre con una entrada monumental de triple altura sobre el Paseo de la Reforma. Desde el lobby, un grupo de ascensores panorámicos de cristal, orientados hacia el bosque, transportan a los usuarios que llegan caminando.

En el sky lobby, en el duodécimo piso, se aprovecha la ubicación privilegiada del edificio con una vista panorámica única. Esta zona conecta al hall con las terrazas.

“Todo comenzó como una amistad. Richard fue un gran amigo de mi padre (Ricardo Legorreta) y, posteriormente, yo también me volví un amigo cercano de Richard. El banco lanzó un concurso donde habían invitado a arquitectos mexicanos y extranjeros. Ambos despachos estuvimos invitados. Como Richard había estado visitando México por más de 20 años, siempre habíamos platicado acerca de la posibilidad de hacer algo en conjunto, así que esta fue la oportunidad perfecta para formar un equipo y participar en el concurso. Fue una amistad que se desarrolló en una extraordinaria colaboración profesional. Estén seguros de que hemos puesto todo nuestro empeño y alma en el proceso. Queremos ser vistos como eso, que éste es el regalo de LegoRogers hacia la ciudad”. – Víctor Legorreta

Otros espacios públicos son el vestíbulo, el auditorio y la cafetería donde se llevan a cabo exposiciones y eventos. Cabe señalar que el edificio cuenta con importantes controles de seguridad para separar los espacios públicos de los privados.

Los ejecutivos del grupo bancario acceden al edificio en un segundo espacio ubicado en el lobby hasta donde llegan los vehículos. Lo anterior garantiza un alto nivel de seguridad y privacidad.

El elevador ejecutivo da acceso directo a los niveles donde se encuentran los altos mandos hasta el mismo helipuerto

EL SENTIDO DE COMUNIDAD

La cultura de BBVA Bancomer en gran parte está basada en el sentido de comunidad y eso se fomenta a través de la arquitectura de la torre, como, por ejemplo, el diseño de una serie de jardines elevados ubicados a lo largo del edificio donde se reúnen los empleados para convivir.

También los niveles ejecutivos se agrupan alrededor de un jardín ubicado en el punto interior más alto de la estructura.

La torre LegoRogers, además, ha ganado muchos reconocimientos. Uno de los más destacados y recientes fue el otorgado en mayo de 2018, cuando la Torre obtuvo el Premio a la Excelencia Internacional del Royal Institute of British Architects (RIBA).

LOS PRINCIPIOS LEGOROGERS

Ícono urbano y su relación con la ciudad

La torre tiene una ubicación única, ya que marca el principio del tramo histórico de la avenida Paseo de la Reforma y enfatiza su relación con el Bosque de Chapultepec. La estructura es visible desde diversos puntos de la ciudad, por lo que es un punto de referencia y un nuevo símbolo urbano.

2. Responsable con el medioambiente

Se favorece la eficiencia en el uso de los recursos, ya que fueron estudiadas las distintas orientaciones del sol. El diseño de la fachada está inspirado en las tradiciones y en el patrimonio arquitectónico de los mexicanos. La geometría de la estructura en diagonal crea una trama de celosías que protegen a la fachada de la luz y calor del sol, lo que contribuye a mantener la certificación LEED Oro. Se recicla a cien por ciento el agua de lluvia y residual. Se aprovecha el aire frío del exterior a través de filtros para evitar el uso de aire acondicionado. La planta baja abre con una entrada monumental de triple altura sobre Paseo de la Reforma

3. Eficiente y flexible

La propuesta se basa en pisos libres con la finalidad de diseñar diversos entornos de trabajo, que permitan a los usuarios cubrir sus necesidades actuales y las futuras.

4. Humana

El edificio muestra legibilidad arquitectónica. Hay respeto por los ritmos, la esencia de las luces y sombras está basada en la escala humana. Se busca la mejor calidad de vida posible para los usuarios, para ello existe la entrada abundante de la luz natural, grandes alturas en los pisos y accesos a las áreas exteriores como patios y jardines.

“Nos entusiasmó la oportunidad de trabajar para BBVA Bancomer en un proyecto único para la Ciudad de México y el colaborar con Legorreta®, una de las firmas de arquitectura líderes a nivel mundial. La forma de este edificio está basada en un replanteamiento de las aproximaciones convencionales al espacio de oficinas. El diseño crea una nueva jerarquía de comunidades verticales o “villas” con áreas abiertas donde el staff y los visitantes pueden encontrarse y disfrutar vistas espectaculares de la ciudad. Funciona como un hito que proporciona un enlace entre el Bosque de Chapultepec y Paseo de la Reforma. El diseño altamente sostenible incorpora una fachada que refiere a la herencia de la arquitectura mexicana; el resultado es la reinterpretación de la textura de las tradicionales celosías. El edificio refleja exitosamente la belleza de los talentos de LegoRogers”. – Richard Rogers, socio en Rogers Stirk Harbour + Partners.

Previous post

Víctor Legorreta

Next post

El puente más largo del mundo