Home»Entrevistas»Más de una Bolsa

Más de una Bolsa

Seis años de planeación, de trámites y de riesgos, se concretan en un proyecto tan ambicioso como su directora, María Ariza, CEO de Bolsa Institucional de Valores (BIVA), quien dirige una empresa cuya inversión actual asciende a 1 000 millones de pesos

Por Darinel Becerra, Fotografía: Paco Morales

En febrero de 2013, finalmente se planteó la posibilidad de un segundo mercado bursátil para México. CENCOR, un desarrollador de infraestructura para mercados financieros presentó, ante autoridades del sector (Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores), el proyecto para crear una nueva bolsa de valores en el país.

Después de casi cuatro años CENCOR y LIV Capital firmaron un acuerdo por el que este fondo de inversión destinaba 650 millones de pesos para el funcionamiento y operación del proyecto.

Fue hasta el 29 de agosto de 2017 que la SHCP otorgó a CENCOR la concesión para operar la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

De esta manera, el segundo proyecto bursátil en México inició operaciones el 25 de julio de 2018, pero antes ya se había hecho pública la contratación, el 30 de marzo del mismo año, de María Ariza, actual CEO de BIVA.

La ingeniera industrial María Ariza, antes de llegar a BIVA, se desempeñaba como directora general de la Asociación Mexicana de Capital Privado (AMEXCAP), cuyo objetivo es, justamente, fomentar la inversión procedente de la iniciativa privada en el país.

Al momento de su salida, los Fondos de Capital Privado conformaban una industria de al menos 51 mil millones de dólares de recursos comprometidos de forma histórica, 2 mil 200 transacciones y un crecimiento anual compuesto de 22 por ciento.

¿Por qué una segunda oferta bursátil para México?

Nuestro máximo objetivo es lograr apoyar y acompañar a empresas mexicanas o internacionales, que tengan operaciones en México, a continuar su proceso de crecimiento y desarrollo en nuestro país.

Queremos ser esa fuente de fondeo, esa opción de crecimiento para las empresas, mucho más eficiente, mucho más innovadora, más amigable y que comprenda a una diversidad de empresas de diferentes industrias, como es el importante sector inmobiliario.

Queremos incorporar a empresas de diferentes tamaños. Creemos que México tiene un gran potencial en el segmento de organizaciones pequeñas y medianas.

Queremos que comparen la oferta de valor. Creemos que nuestra oferta de valor es superior a nuestra competencia en prácticamente todos los sentidos.

BIVA es una bolsa mucho más tecnológica, que tiene un proyecto mucho más ambicioso en temas de visibilidad, de acompañamiento, de servicio y de eficiencia en costos (hasta 50 por ciento menos en relación con la competencia).

¿Qué es BIVA desde el punto de vista tecnológico?

Tenemos la tecnología de punta más importante y relevante a nivel mundial. Nuestro motor de operación y de índice de mercados está operado con tecnología de Nasdaq, que es una empresa que en el mundo da apoyo a 80 bolsas y México es la última generación.

Hoy, dicho por Nasdaq, México podría ser una de sus bolsas más rápidas y más eficientes.

Gracias a esta eficiencia tecnológica hemos logrado reducir nuestros propios costos y esto lo estamos trasladando de manera directa a nuestros clientes.

¿Por qué debe estar una empresa en bolsa?

La mejor opción para cualquier empresa es crecer a través de los mercados. Para la empresa, además de recibir el fondeo, se reciben otros muchos beneficios por el hecho de ser público, como la visibilidad que le ayuda a generar mercado; el hecho de ser transparente hace eficiente al costo del fondeo, es decir, se premia la transparencia de las empresas, y eso le ayuda a tener una estructura de deuda y capital mucho más eficiente.

¿Y la competencia?

Hoy, gracias a la entrada de BIVA, las dos bolsas van a estar en un continuo mejoramiento.

¿Cómo romper el lazo familiar empresarial para llegar al mercado bursátil?

Entendemos que la empresa debe pasar ciertos momentos y cierta maduración para que este plan se vaya cumpliendo.

Nosotros captamos a la empresa, que por cierto tenemos un backline bastante robusto de empresas nuevas que quieren entrar a BIVA, y lo que estamos haciendo con ellas es hacerles todo un plan de acompañamiento, como acercarlas con los intermediarios con los que tenemos buena relación, que conocemos, que sabemos que están haciendo una labor profesional. Acompañamos (a las compañías) desde el principio hasta la propia colocación. Esto es una de nuestras ventajas competitivas más importantes.

Tenemos muy claro lo importante que es atender a las startups y a las empresas medianas a llegar a estos momentos.

¿Y la nueva administración?

Yo estoy muy cómoda con muchas ideas e iniciativas que tiene la nueva administración. Hasta me siento compatible.

En el plan de acción de la nueva administración, seis páginas están dedicadas al mercado bursátil para el crecimiento de las empresas y de la competencia que ahora hay en este sector. Entonces, no puedo estar más de acuerdo. En eso estoy. Esto quiere decir que están mirando en el sentido correcto para el país.

Nosotros venimos a democratizar la oportunidad bursátil. En este sentido vamos muy alineados con la nueva administración.

Previous post

Éxito en recompra de bonos del NAICM

Next post

Acondicionado a la nueva era