Home»SB Hotelería»Confort y seguridad en grandes cadenas hoteleras

Confort y seguridad en grandes cadenas hoteleras

Gracias a la tecnología, los complejos turísticos con presencia mundial están transformando los servicios que ofrecen a sus ocupantes. Por ejemplo, a través de la automatización, la operación puede ser más eficiente y cuestiones prioritarias como la seguridad y conectividad adquieren un nuevo sentido

Por Irayda Rodríguez

Mejorar la experiencia de los huéspedes en los hoteles es una tendencia que va en aumento. Atrás quedan los esquemas tradicionales de alojamiento para dar paso a sistemas interactivos que recopilan información acerca de las actividades en las instalaciones del inmueble. Esto se traduce en servicios personalizados que, a su vez, maximizan la eficiencia y productividad en las diferentes áreas que participan en su operación y mantenimiento.

Un cambio elemental fue la sustitución de llaves por tarjetas magnéticas para las cerraduras de los cuartos. Sin embargo, esta tecnología ha dejado de ser un mecanismo de control de acceso para convertirse en un punto de comunicación que, junto a otros dispositivos, habilitan el acoplamiento de una plataforma más amplia que redunda en beneficios de seguridad.

Ramiro Gordillo, director de Ventas y Desarrollo de Negocio en dormakaba, afirma que la garantía de seguridad representa el pilar en los criterios de selección de tecnología para los usuarios de los hoteles. “El objetivo es dar seguridad a los accesos, ese es el primer punto que se debe cubrir; asegurar que los sistemas van a ser robustos, fáciles de usar y cómodos para los huéspedes y la operación del hotel. Esto aplica para las puertas de las habitaciones y de las áreas comunes, donde pueden existir restricciones a ciertas zonas o permitir la entrada sólo en horarios o días determinados, mediante una solución completa e integral”, explica Gordillo.

El Director añade que los dispositivos de las cerraduras permiten una administración remota, así como el envío de alertas al detectar actividades inusuales que integran una cadena de elementos de seguridad. “En caso de una eventualidad, las cerraduras pueden auditarse para descargar información de hasta 4 mil eventos, identificando al último usuario en acceder a una habitación o espacio determinado”.

Dado que estos dispositivos operan con baterías y  antenas, su mantenimiento se ha simplificado, para que puedan reemplazarse oportunamente antes de que su carga disminuya o cuando su operación se vea interrumpida, indica Gordillo.

Además, posibilitan la integración de los sistemas de energía en las habitaciones de forma inalámbrica, lo que permite una configuración personalizada que añade valor a la estancia de los huéspedes. “Mediante esta vinculación, el sistema se ajusta para que la cerradura identifique el perfil del portador de la llave y le informe al termostato las preferencias o condiciones de iluminación. Ya no hablamos de chapas, sino de sistemas que tienen una interoperabilidad e integración, con plataformas de la red del hotel, como BMS y otro tipo de aplicaciones para intercambiar información”, señala Gordillo.

A través de un sistema de gestión, un hotel podrá obtener hasta 30 % de ahorro en costos energéticos

Estancia de cinco estrellas

Como expone el Director de Ventas y Desarrollo de Negocio, los alcances en el equipamiento de los hoteles ya comienzan a dar resultados. Un caso específico es el Hotel Hyatt Regency Andares, en el área metropolitana de Guadalajara. El complejo, diseñado por la prestigiosa firma Sordo Madaleno Arquitectos, fue construido en un terreno de 18 mil metros cuadrados, convirtiéndose en el más grande de la ciudad con una torre de 40 pisos.

Pensado para cumplir con todas las expectativas de los huéspedes en sus 257 habitaciones, incluyendo 25 suites, sus cualidades son el diseño, el confort y la seguridad. Así, cada uno de sus cuartos cuenta con un sistema de control de aire acondicionado integrado al dispositivo de acceso. Con ello, se logra mantener la temperatura ideal de forma automática, además de que permite un mejor aprovechamiento de la energía eléctrica.

“No podemos negar las necesidades de los complejos, sobre todo en el aspecto de la seguridad. Es por eso que las habitaciones se equiparon con un sistema de cerraduras que ofrecen tecnología sin contacto, comunicación inalámbrica en tiempo real con el sistema de control de energía, servicios de alertas de seguridad y mantenimiento, además de estar pensadas para el crecimiento futuro, como el acceso a través de un smartphone con tecnología Bluetooth sin tener que tocar el lector o el bloqueo de la puerta”, concluye el Director de dormakaba.

El aprovechamiento de esta tecnología, permite a los dueños y operadores de las grandes cadenas hoteleras ir escalando en los servicios que proporcionan. Lo anterior ofrece importantes beneficios, por un lado, en términos de consumo y ahorro de energía, lo cual se traduce en eficiencia operativa y, por el otro, optimizar la satisfacción y experiencia del cliente.

Previous post

Sector inmobiliario aumentó su inversión este sexenio

Next post

Las aldeas sostenibles de Panasonic