Home»SB Hotelería»Lujo sonoro automatizado

Lujo sonoro automatizado

Instalada en el resort Finest Playa Mujeres, en el Caribe mexicano, la red de audio digital automatizada de Bose provee algo más que música ambiental: recrea una experiencia sonora única para sus huéspedes

Por Redacción, con información de Bose Professional

Hoy en día, los sistemas automatizados de control sonoro en los hoteles representan una de las tendencias a seguir cuando se trata de hacer más confortable y gratificante la estancia de las personas, por lo que las soluciones en audio distribuido se han convertido en una necesidad de primer orden.

Finest Playa Mujeres, en Cancún, Quintana Roo, se ha sumado a esta tendencia y dado un paso más allá, convirtiéndose en un caso de éxito. Perteneciente a la cadena hotelera Excellence Group Luxury Hotels & Resorts, este centro vacacional buscaba una solución de alta fidelidad, control de fuentes, volúmenes por zona y programación por horarios de operación, sin necesidad de la intervención de personal.

Para satisfacer esta demanda, se eligió el sistema ControlSpace de Bose, una plataforma inteligente conformada por una red de audio digital, procesadores, controladores y software. Esta tecnología se encarga de gestionar la sonorización de 28 áreas, a través de 389 altavoces, lo que se traduce en una experiencia auditiva única y total para los huéspedes.

El gran reto: las distancias
Debido a las dimensiones de este resort y a las distancias entre cada uno de sus edificios (que en algunos casos superan los 300 metros), la sonorización representó todo un desafío tecnológico, pues se corría el riesgo de sufrir pérdidas de señal e interferencias al distribuir las señales de audio.

Para resolver el problema, Bose se apoyó en la empresa española Estel Ingeniería y Obras. Luego, se sugirió el emplazamiento de una red de audio digital basada en el protocolo Dante (Digital Audio Network Through Ethernet, por sus siglas en inglés), para que las distancias no fueran un obstáculo. Esta plataforma es una combinación de software, hardware y protocolos de red que reproducen audio digital multicanal de muy baja latencia sobre una red estándar Ethernet.

El área del hotel, a su vez, se dividió en seis grandes zonas: Central Main Level, Central Lower Level, Piscinas, Playa 1, 2 y 3. Cada una de ellas es alimentada por la red de audio digital desde el corazón del sistema ControlSpace: dos procesadores modelo DSP ESP00-II y un procesador DSP ESP880, ambos con tarjetas Dante. Las largas distancias fueron cubiertas con cable de fibra óptica, desde los procesadores DSP hasta cada uno de los espacios sonorizados.

Además, se utilizaron seis amplificadores PowerMatch, dos de 8 canales y 500W, y los cuatro restantes de 250W cada uno, lo que resulta en 16 mil watts de potencia. A esto, se sumaron tres pequeños amplificadores FreeSpace ZA-190 (90 watts), instalados en las piscinas.

El sistema distribuye contenidos musicales en cada uno los espacios y centros de consumo de Finest Playa Mujeres, desde el vestíbulo, el Golden Bar y los 11 restaurantes, hasta sus 16 bares, piscinas y zonas de playa. Otras instalaciones, como el gimnasio, los auditorios y centros de reuniones (más de 6 mil 500 metros cuadrados) también fueron incluidos en esta solución.

Control e interfaz
A pesar de la complejidad de la instalación, en cuanto al número de áreas y altavoces, el control de sonido es muy sencillo. Para ello se usan dos controladores centralizados Bose CC-64, así como dispositivos de red que ofrecen una interfaz simple y lógica para el sistema ControlSpace.

Completamente programable, es posible personalizar el sistema al punto de que sólo algunos controles estén disponibles para que el usuario interactúe con ellos. Los CC-64, por ejemplo, están instalados para que únicamente personal autorizado los manipulen, como el director del hotel o el gerente de mantenimiento.

Para el control por zona, fueron elegidos 28 paneles de pared modelo CC-16. Estas botoneras permiten la selección de fuentes, nivel de volumen y la visualización de configuraciones del sistema. De esta forma, cada espacio es administrado localmente, de tal manera que los responsables de los restaurantes, bares y clubes programan el tipo de música según el gusto de los visitantes.

En el proyecto también se utilizó el software ControlSpace Designer, tanto para los ajustes de audio, como para la programación de los horarios de activación de sonido en cada zona. El temporizador ejecuta las órdenes de manera automática y sincronizada.

El estilo musical va de acuerdo con un estudio del perfil de los huéspedes, mientras que la selección de temas que se escucha en jardines y áreas comunes, como pasillos o accesos a las habitaciones, es la misma y opera entre las 9 y 21 horas.

Para ello, se apoyan en la compañía especializada Encanta Música, que se encarga del diseño y mantenimiento de contenidos. Esta empresa entregó 12 canales de música pre-programada de diversos géneros, como electrónica, piano, new wave, entre otras.

La programación se ejecuta vía streaming, por lo que es necesario convertir la señal digital a una analógica. Para ello se ocupa una interfaz especial, desde la cual se inyecta la música hacia los procesadores ESP-880 y ESP-00 II.

Se trata, pues, de uno de los más sistemas de sonido de alto desempeño más completos instalados en el Caribe mexicano, todo ello pensando en el disfrute y confort de los huéspedes de Finest Playa Mujeres.

Previous post

Inversión extranjera crece en el sureste mexicano

Next post

Un hogar inteligente, ¿es posible?