Home»Smart»Referente de sustentabilidad

Referente de sustentabilidad

Empleando sus oficinas centrales como un caso de estudio pionero, la consultora Bioconstrucción y Energía Alternativa se convirtió en la primera empresa en México en obtener la Certificación WELL, que mide, monitorea y certifica el desempeño del entorno construido y su impacto en la salud y el bienestar de los ocupantes

Por Redacción

La edificación inteligente  y sustentable tiene grandes oportunidades, ya que, en promedio, las personas permanecen el 90 por ciento de su tiempo en espacios interiores. En este contexto, la automatización y sistemas de control para seguridad, iluminación o climatización facilitan la administración de los inmuebles y los encaminan a cumplir con metas de eficiencia y sustentabilidad.

Es así que un gran número de edificios nacen bajo este concepto y los existentes se están modernizando a través de la tecnología, cambios en su estructura y servicios. No obstante, la responsabilidad de optimizar el desempeño de un inmueble no sólo recae en la tecnología, pues se requieren otras condiciones para lograr un entorno saludable y productivo para sus ocupantes.

A nivel internacional, diversos organismos han creado esquemas que avalan las cualidades de la edificación inteligente y sustentable. Tal es el caso del WELL Building Institute™ (IWBI™), el cual, tras siete años de rigurosa investigación y desarrollo, estableció una certificación basada en el rendimiento que conjunta las mejores prácticas globales en diseño y construcción con intervenciones en materia de bienestar, con evidencia científica: el WELL Building Standard® (Estándar de Construcción WELL o WELL)

Este sistema de evaluación es el primero que impacta de forma positiva la salud y bienestar del ser humano, aumentando sus capacidades de concentración y productividad al estar en un inmueble, además de reforzar el sentido social de inquilinos. Para ello, mide, monitorea y certifica el desempeño del entorno construido y su impacto en la salud y estado integral de los ocupantes.

De acuerdo con el IWBI™, la certificación WELL está organizada en siete categorías de bienestar, denominadas conceptos: aire, agua, nutrición, luz, ejercicio, confort y mente. Cada una establece múltiples características destinadas a abordar aspectos específicos de la salud y los conocimientos de los ocupantes. Aplica para el diseño, construcción y operación de un edificio nuevo o existente, su fachada y estructura o interiores comerciales.

Hasta el tercer trimestre de 2017, sumaban 47 proyectos certificados a nivel global. Entre ellos destaca la empresa para servicios de consultoría y edificación sustentable en América Latina, Bioconstrucción y Energía Alternativa (BEA), que en septiembre de este año se convirtió en la primera en el país en obtener este aval para sus oficinas corporativas, localizadas en Monterrey.

Las oficinas de Bioconstrucción, también llamado BEA347, son un proyecto de 430 metros cuadrados que se hizo merecedor de este reconocimiento al conjuntar, de manera holística, mejoras de carácter arquitectónico y de ingeniería, al igual que modificaciones en las políticas internas que resultaron en el correcto cumplimiento de todas las precondiciones que exige la escala de evaluación WELL Building Standard®.

El proceso de certificación fue ejecutado in house, con un equipo multidisciplinario encabezado por el maestro en arquitectura André Bernath, quien cuenta con la credencial WELL AP desde 2015. Al respecto, aseguró que “diseñar y ejecutar las acciones para la implementación de este nuevo estándar en México resultó una tarea retadora, pero siempre con un objetivo muy claro y una gran confianza en el resultado positivo”.

Entre las siete estrategias aplicadas en BEA347 para la obtención de este reconocimiento destacan:

Aire

  • Refuerzo de sistemas de ventilación con filtros más robustos para procurar aire de alta calidad
  • Exigente control de mantenimiento y balanceo del sistema de aire acondicionado.
  • Aplicación de procedimientos de limpieza ecológica que contemplan actividades, capacitación y frecuencias específicas
  • Modificación de políticas internas de compras para la adquisición de productos que cumplan con los límites permitidos de elementos, tales como compuestos orgánicos volátiles, asbesto, plomo y mercurio
  • Actualización de la política de control de humo de tabaco, prohibiéndolo por completo, tanto en áreas interiores como en exteriores del predio

Agua

  • El agua suministrada al edificio cumple con la pureza y composición sugerida

Nutrición

  • Promoción de una cultura de buena alimentación, a través de carteles ilustrativos colocados en la oficina y distribuidos mediante los canales digitales de la empresa
  • Reemplazo de las llaves de lavabo para que, al combinar la altura de la llave con la presión del agua, se refuerce la acción higiénica al momento de lavarse las manos
  • Los dispensadores de jabón son de cartuchos desechables y el jabón líquido suministrado es antibacterial sin fragancia
  • Las toallas para secado de manos son de papel y desechables
  • Cuando realice eventos fuera del recinto, la empresa proporcionará alimentos que se alineen a las especificaciones del estándar WELL

Iluminación

  • Las luminarias generales aseguran un promedio mínimo de 215 luxes, tal y como lo establece el estándar
  • Suministro de lámparas individuales de escritorio en algunas estaciones de trabajo para obtener un nivel lumínico de +300 luxes
  • El recinto cuenta con puertas semitraslúcidas, ventanales, tragaluces y muros de cristal que evitan fuertes contrastes lumínicos a los ocupantes
  • Simulación computacional y adaptación operativa del ciclo circadiano en espacios interiores, proporcionando niveles de iluminación que se alinean con los ciclos biológicos naturales
  • Todas las ventanas cercanas a estaciones de trabajo cuentan persianas regulables por el usuario, para minimizar el deslumbramiento

Bienestar físico

  • Implementación de políticas internas para promover la asistencia a gimnasios o centros de actividad física, con subsidios especiales para todos los colaboradores de la organización
  • Creación de un “fondo especial de bienestar” para la realización de actividades deportivas en conjunto, como carreras, actividades grupales de bienestar y equipos de futbol

Confort

  • Renovación, tanto de la fachada principal como de la banqueta exterior, así como reacomodo de mobiliario para cumplir los requerimientos de accesibilidad universal establecidos por la organización ADA (Americans with Disabilities Act)
  • El 30 por ciento de las estaciones de trabajo cuenta con muebles de altura regulable y sillas ergonómicas para que los usuarios trabajar sentados o de pie, según lo prefieran
  • Se evita distracción e incomodidad a los usuarios causados por ruido, mediante un sistema de aire acondicionado silencioso y una envolvente del edificio robusta que aísla de contaminación acústica externa

Mente

  • El usuario reconecta con el ambiente exterior a través de elementos naturales, como la azotea naturada, muros verdes, vegetación en el interior y el uso preferente de luz natural
  • Para cualquier visitante, se desarrolló un juego de infografías sobre las amenidades de salud y bienestar que ofrece el edificio, al igual que la guía del WELL Building Standard®
  • Se realizaron una serie de encuestas a los usuarios del recinto acerca del confort y bienestar que perciben del lugar
  • Promoción de la cultura local y arte público a través de espacios de libre expresión
  • Acreditación con la etiqueta JUST, por parte del International Living Future Institute
El arquitecto André Bernath, encargado de la certificación de las oficinas, y César Ulises Treviño, director de BEA, con el distintivo WELL

Finalmente, César Ulises Treviño, fundador y director general de BEA, afirmó que alcanzar la Certificación WELL supuso sortear una serie de desafíos que los condujeron a replantear sus procesos y cultura de trabajo. “Este nuevo enfoque en la salud y bienestar de los ocupantes será un movimiento disruptivo para el mercado mexicano, pues se trata de edificación sustentable 2.0. Con la experiencia del proyecto BEA347, confirmamos el liderazgo, innovación y capacidades que tenemos para lograr resultados de clase mundial”, puntualizó.

Beneficios

Los edificios con certificación WELL contribuyen a que el entorno construido mejore en algunos aspectos:

  • Nutrición
  • Bienestar físico y mental
  • Comportamiento
  • Patrones de sueño
  • Desempeño productivo

Fuente: BEA

Previous post

The Construction Week Summit 2017

Next post

Alejandro Ballesteros