Home»Portada»Un palacio sustentable para el Gobierno capitalino

Un palacio sustentable para el Gobierno capitalino

El Antiguo Palacio del Ayuntamiento, que alberga al Poder Ejecutivo local y a la Oficialía Mayor, acaba de obtener la certificación LEED Platino. Este aval otorgado por el US Green Building Council (USGBC) es el resultado del uso de energías alternativas y sustentables, así como la eficiencia en el consumo de agua del inmueble, entre otras prácticas

Por Redacción

La historia de este majestuoso recinto, ubicado en la Plaza de la Constitución, se remonta a 1522, época en la que Hernán Cortés solicitó la construcción de los edificios que acompañarían a Palacio Nacional. Erigido en piedra sólida, fue concebido como una fortaleza ante posibles levantamientos indígenas.

A lo largo de tres siglos, experimentó varias renovaciones; primero de estilo barroco, después neoclásico, no fue sino hasta el Porfiriato, la época que vio nacer un sinfín de obras monumentales en la ciudad, que adquirió la forma que hoy lo caracteriza, con los grandes, balcones, arcos y columnas de estilo dórico, jónico y corintio.

Además de sus escalinatas y murales que retratan momentos históricos en el país, uno de los espacios que más destaca en este inmueble es el Salón de los Cabildos, diseñado bajo los postulados del Art Nouveau y ornamentado por el afamado arquitecto Manuel Gorozpe. Hoy en día, este salón se utiliza para actos protocolarios, pues desde principios del siglo XX, el Antiguo Palacio del Ayuntamiento ha fungido como la sede del Gobierno de Ciudad de México y otras dependencias públicas.

Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO y parte de la crónica arquitectónica del país, en 2015 logró la certificación LEED EBOM Nivel Oro para la Operación y Mantenimiento para edificios existentes, otorgada por el Consejo de la Construcción Ecológica de Estados Unidos.

Con un total de 80 puntos, el Antiguo Palacio del Ayuntamiento se convirtió en el inmueble más antiguo del mundo en lograr la Certificación LEED Platino

Con ello, se convirtió en el primer edificio histórico y de gobierno en México en alcanzar este aval de sustentabilidad por su alto compromiso con el ambiente y el bienestar de sus ocupantes. Junto a su arquitectura bioclimática con techos de doble altura y el óptimo aprovechamiento de la iluminación natural, estas son algunas de las estrategias ejecutadas por la empresa Revitaliza Consultores en las diferentes categorías que establece la certificación LEED:

  1. Transporte: el 89 por ciento de los ocupantes del edificio utilizan transporte alternativo al automóvil
  2. Uso eficiente del agua: el uso de este recurso se redujo 43 por ciento
  3. Energía y atmósfera: obtuvo una calificación muy alta por las cualidades de su diseño arquitectónico, que incluye ventilación e iluminación natural para reducir el uso de equipos de aire acondicionado. Adicionalmente, se estableció un plan de commissioning con el objetivo de darle mantenimiento a los equipos y sistemas para garantizar la eficiencia en su desempeño. Además, se sustituyeron las luminarias incandescentes led de uno de los salones colectivos más ocupados, acción que redundó en un 90 por ciento de ahorro en el consumo de electricidad
  4. Materiales y recursos: se logró una optimización del 56 por ciento en el manejo de residuos mediante una política permanente
  5. Calidad del ambiente interior: la aplicación de impermeabilizante color blanco en la azotea y la disposición de vegetación en un área de 400 metros cuadrados contribuyeron a reducir el efecto isla de calor. A su vez, el acceso al edificio está filtrado por un tapete antimicrobiano que favorece la Calidad del Aire Interior; también se logró que el inmueble fuera 100 por ciento libre de humo de tabaco
Se prevé que estos paneles, con garantía de 20 años, generen un total de 230 mil kWh/año, cantidad suficiente para cubrir más del 50 por ciento del requerimiento energético para la iluminación de las oficinas del Gobierno de la CDMX

Luego de los resultados obtenidos, se estableció una meta más alta, que consistió en conseguir la certificación LEED Platino para el Antiguo Palacio del Ayuntamiento. Luego del seguimiento de las estrategias implementadas y las mejoras en el desempeño del edificio, en marzo de 2018, el entonces Jefe de Gobierno de CDMX, Miguel Ángel Mancera, anunció que el inmueble ubicado en el primer cuadro de la ciudad se convirtió en el más antiguo del mundo en lograr este nivel de certificación, con un total de 80 puntos en las diversas categorías de créditos LEED Platino.

Dicho objetivo se logró, entre otras medidas, gracias a que el Gobierno de la CDMX instaló un sistema de captación de agua pluvial y otro de tratamiento para potabilizar el líquido vital, permitiendo su reutilización para riego y otros usos, como un beneficio directo al reducir el consumo de la red.

Otra de las acciones que contribuyeron a lograr este reconocimiento fue el hecho de que casi 90 por ciento de los servidores públicos acuden a su lugar de trabajo sin automóvil. También se fortaleció el programa de reciclaje de residuos generados en el inmueble. En cuestiones de calidad del ambiente interior, se llevaron a cabo trabajos en 80 espacios de la sede de gobierno local, a través de 30 sistemas de inyección de aire.

Además de la sustitución de luminarias por dispositivos led en todas las áreas renovadas del palacio, se realizó la instalación de sistemas de control automático para el apagado y prendido de las luces, y se dispuso el autoabastecimiento de electricidad por medio de un sistema solar fotovoltaico, situado en la azotea.

Con la finalidad de aprovechar el recurso solar y suministrar el excedente a la red de la Comisión Federal de Electricidad, el arreglo consta de 565 paneles, 465 de ellos en la azotea del edificio que alberga a la Oficialía Mayor y 100 en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Se prevé que estos equipos, con garantía de 20 años, generen un total de 230 mil kWh/año, cantidad suficiente para cubrir más del 50 por ciento del requerimiento energético para la iluminación de las oficinas del Gobierno de la CDMX. Esto equivale a evitar la emisión de 85 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Uno de los desafíos más grandes consistió en no dañar la estructura de un inmueble con cinco siglos de antigüedad, además de que el sistema fotovoltaico no afectara la vista de los recintos alrededor del Zócalo. Esto debido a que dichas construcciones se encuentran en una zona de patrimonio histórico delimitada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Considerado por el presidente y CEO del USGBC, Mahesh Ramanujam, como “un ejemplo de liderazgo y transformación” en la edificación sustentable, la certificación LEED Platino para el Antiguo Palacio del Ayuntamiento confirma que la inversión en sustentabilidad no sólo está reservada para las nuevas construcciones que integran avanzada tecnología, sino para todo tipo de edificaciones que pongan en marcha estrategias que redunden en ahorros económicos y energéticos a mediano plazo. Esto sin mencionar el incremento en la productividad, eficiencia y confort de los ocupantes del inmueble.

Previous post

Bienestar y ahorro energético en climatización comercial

Next post

Innovación, lujo y confort en medio del desierto