El Internet de las Cosas (IoT) es parte de la vida personal, profesional y laboral de muchas personas en el mundo y, como sucede con las grandes innovaciones tecnológicas, también ha generado problemas que están preocupando de manera seria a los responsables de TI.

En su reporte Predicciones de Seguridad Cibernética 2019, Forcepoint incluye los resultados de una encuesta que realizó entre algunos de sus clientes, el cual revela que el 81 por ciento de ellos identificaron a las interrupciones en el IoT como un problema de seguridad importante para sus compañías. Esto demuestra la importancia que tiene para la operación de las empresas el correcto funcionamiento de sus redes y recursos tecnológicos.

Vehículos autónomos y otros aparatos fuera de las empresas, pero conectados a ellas, requieren un nivel de seguridad muy alto. Es por eso que Forcepoint predice que los ataques en el Internet de las Cosas tienen amplias probabilidades de impactar en la industria.

Son tres los factores que agravan el problema: 1) mayor conectividad en red con edge computing, 2) la dificultad para proteger los dispositivos en instalaciones remotas y, 3) la cantidad exponencial de dispositivos que se conectan a la nube para buscar actualizaciones y mantenimiento.

Los proveedores de servicios en la nube confían en la infraestructura, plataformas y aplicaciones compartidas para brindar servicios escalables a los sistemas del IoT. Los componentes subyacentes de la infraestructura tal vez no ofrezcan protección suficiente en una arquitectura para varios clientes o aplicaciones, lo que inevitablemente puede provocar grietas de tecnología compartida.

Lamentablemente, la velocidad de procesamiento es crítica para el desempeño, y por eso los fabricantes y proveedores de servicios en la nube podrían seguir eligiendo la velocidad por sobre la seguridad. Esto provocaría vulnerabilidades adicionales.

El área de seguridad dentro del IoT será la que presente mayores desafíos. No muchos profesionales han tenido tiempo de enfocarse en ella, y esto es una tendencia. Se está volviendo más grande y puede ser muy peligroso si los dispositivos se ven vulnerados.

Ramón Salas
Director regional de Forcepoint para México y Centroamérica.

Acerca del autor

Artículos relacionados

shares