Home»Panorama»La cuarta revolución tecnológica

La cuarta revolución tecnológica

Nanotecnología, inteligencia artificial, realidad virtual y aumentada, drones, impresoras 3D y procesadores de datos están transformando a la industria de la construcción. Se trata de la Cuarta Revolución Industrial, la fusión entre el mundo físico, digital y biológico que definió el Foro Económico Mundial y que impacta la economía, las relaciones y la forma de vivir y de edificar

Por Elva Mendoza

Concreto transparente, casas hechas con impresoras 3D, lentes de realidad virtual para inspeccionar muros dañados y excavadoras autónomas conformarán la nueva escena inmobiliaria, de acuerdo con Pedro Cerecer, director del área de Cloud Service Providers para América de Intel.

En entrevista, el ejecutivo declara que serán únicamente las empresas más innovadoras y disruptivas quienes sobrevivirán y marcarán el paso. Prueba de ello, señala, es que para 2018 el 40 por ciento de los negocios, que están en el top 20 de cada una de las industrias de cadenas verticales, serán impactados por un competidor dentro de la transformación digital.

Las empresas avanzan en la transformación tecnológica. Por ejemplo, la multinacional Tesla lanzó al mercado tejas solares para convertir la energía del astro rey en electricidad, sin modificar el estilo arquitectónico de una casa

Como referencia, relata que Tesla, desarrollador de vehículos eléctricos, recientemente anunció que lanzará al mercado mundial su nuevo producto, tejas con paneles solares, más baratas que el material tradicional. “Es un disruptor digital, que está utilizando sus fortalezas; viene del mundo de la energía donde su negocio era la generación y el almacenamiento de energía a través de las baterías y empezó a entrar a otros segmentos, como el automotriz”, señala el directivo.

Además, asegura que el promedio de años de una compañía hasta el día de hoy solía ser de 60 años, aproximadamente; mientras que en 2020 será de 12. “Para que veamos cómo esas empresas que nacieron en la era digital están formando el panorama y todas aquellas que no entraron a esta transformación están desapareciendo”, agrega.

Ante el nuevo modelo económico de las empresas, explica, las compañías deben invertir en la transformación digital y permanecer en el mercado, por ello hace esta analogía: “En este mundo de transformación digital, es como una ola grande, enorme, la tecnología es una tabla para surfear; si la utilizo de manera correcta, me voy a divertir y voy a llegar a la orilla, sano y salvo; si no lo hago, la ola me va a caer encima. Así muchas empresas están desapareciendo por no estar dentro de la era de la transformación digital”.

“Las edificaciones deberán caminar hacia los nuevos tiempos, la era de la tecnología sí, pero también la era de los datos. Sin duda, el nuevo petróleo y la nueva moneda de cambio”: Pedro Cerecer

Los datos, el nuevo motor del mundo
Para Intel, los nuevos tiempos son, sobre todo, una oportunidad donde, como asegura Cerecer, para lograr sus objetivos se deben enfocan en cuatro áreas: realidad virtual o aumentada; 5G (una red que pueda transportar grandes cantidades de información con mayor velocidad para que la respuesta sea inmediata); inteligencia artificial y vehículos autónomos, cualquier otro auto, excavadoras, grúas o tráileres.

Así, para el experto, las edificaciones deberán caminar hacia los insólitos tiempos, la era de la tecnología sí, pero también la era de los datos, sin duda el nuevo petróleo y moneda de cambio. “Si son utilizados de manera eficiente y productiva ayudarán a tomar decisiones más acertadas, en tiempo real”, diserta el especialista.

Pedro Cerecer también imagina, como parte de esta transformación, sensores dentro de las estructuras que permiten saber cuándo el concreto ya secó, tuvo una fractura o los movimientos que registra. “El análisis de esa información tendría que estar haciéndose con procesadores que permitan llevar a cabo mantenimientos pro activos, antes de que suceda algo grave”.

Dentro del nuevo escenario, apunta, las impresoras 3D han tomado un sitio relevante con la construcción de casas o incluso aviones. “Estamos viendo impresoras 3D, sensorización, robots, análisis de información para predecir fallas y hasta empresas desarrollando soluciones basadas en drones”, comenta el director.

Aunado a ello, agrega, la industria también trabaja en la generación de nuevas herramientas. Adelanta que Intel se ha reunido con una empresa mexicana que está desarrollando materiales basados en nanotubos para hacer un concreto inteligente, más resistente, con características que le permiten cambiar de color, sin necesidad de ser pintado, con ventanas virtuales, haciendo cada vez más transparente el concreto sin perder la resistencia.

También trabaja con empresas en México que, a través de la realidad aumentada y virtual, como los Recon Glasses, busca hacer real la posibilidad de ver una pared y, al mismo tiempo, saber si está o no nivelada, si tiene alguna fractura, etcétera. Mediante la realidad aumentada se podría facilitar ver dentro de la pared los cables o las varillas, sin la necesidad de perforar o hacer alguna inspección demasiado invasiva.

Aunque son rápidos los avances, el experto señala existen áreas de oportunidad que han sido poco exploradas en el sector, principalmente en la parte creativa, como robots cognitivos desarrollando modelos o creando estructuras. “La parte creativa también está siendo transformada por esta Cuarta Revolución Industrial”, concluye.

El procesador Intel IoT incluye una arquitectura de referencia de punta a punta y una cartera de productos de Intel y su ecosistema, que trabajan con soluciones de terceros para proporcionar una base para los dispositivos de conexión sin problemas y con seguridad, entrega de datos confiables para la nube, y entrega de valor a través de análisis

 

Previous post

Smart Cities y el crecimiento urbano

Next post

Sordo Madaleno a cargo del nuevo icono urbano en Monterrey