Ikusi, una empresa especializada en proyectos de ingeniería en metrópolis, elaboró un análisis que se centra en el análisis y definición de las safe cities (ciudad segura). La seguridad, advierte el estudio, es un factor de extrema importancia en la transformación de una ciudad para volverse inteligente: “Si la seguridad es deficiente, cualquier territorio que aspire a convertirse en una smart city fallará en los parámetros necesarios”, afirmó al respecto Michel Nieto, senior product manager de Proyectos de Integración e Ingeniería en Ikusi México.

 

El experto agregó que una ciudad segura promueve la interoperabilidad entre las fuerzas del orden, servicios de emergencia y agencias gubernamentales a través de plataformas tecnológicas con el objetivo de reducir los índices criminales en la población y con ello mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

El concepto de safe city, advierte el estudio de Ikusi, es el resultado del aumento en las tasas de crimen y violencia en las metrópolis, lo que ha derivado en que las fuerzas del orden público integren nuevas tecnologías para apoyarse en sus actividades diarias.

 

“Era 1961 cuando el departamento de policía de Londres utilizó por primera vez la tecnología de circuito cerrado de televisión (CCTV) para monitorear las estaciones de trenes. El objetivo de esta acción era simple, reducir los índices criminales que diariamente afectaban a los usuarios de ese sistema de transporte. Han pasado cuatro décadas desde aquella acción pionera en donde se utilizó un medio electrónico para fortalecer la seguridad pública”, recuerda Nieto.

 

Para Ikusi, la seguridad pública es un deber del Estado que se centra en proporcionar protección a sus ciudadanos, organizaciones e instituciones. También es un habilitador económico y un factor clave para la prosperidad social, de ahí la relevancia para los responsables del orden público de contar con herramientas eficientes y confiables para el desempeño de sus actividades.

 

Los elementos tecnológicos principales de una safe city son los centros de control y comando, los sistemas de videovigilancia, de procesamiento y almacenamiento de datos, la infraestructura de red confiable y las comunicaciones integradas. Además, una metrópolis segura depende de tres factores: el liderazgo de las autoridades para continuar y mejorar el modelo, la efectividad para operar la tecnología y la confianza de los ciudadanos en el nuevo modelo operativo.

 

Fuente: Ikusi

About The Author

Paola Guevara

Periodista

Related Posts

shares