Regia y de líneas estilizadas, esta ultramoderna torre ofrece algunas de las vistas panorámicas más espectaculares de los montes que circundan el área metropolitana de Monterrey, en Nuevo León. Solventar sus demandas de energía y climatización fue todo un reto para los contratistas, pero LG Electronics México se las ingenió.

Ricardo Donato: Fotografía: Cortesía  IDEI

Para esta edificación su nombre es destino, pues al igual que las majestuosas pirámides de la necrópolis egipcia de Saqqara, en Menfis, fue concebida como un conjunto de “casas en el cielo”. Toda una manifestación del lujo, emplazada en el pujante distrito financiero de San Pedro Garza García o “San Pedro”, como le dicen los regios.

Erigiéndose a 138.5 metros de altura, su esbelto diseño corrió a cargo de Foster + Partners, el primero en el país para uso residencial de este laureado despacho de arquitectura británico. Técnicamente, forma parte de una urbanización para uso mixto más extensa, que consta de dos torres de apartamentos de 38 plantas cada una, además de un edificio de oficinas de 11 pisos.

A la espera de su gemela, la torre Saqqara cuenta ya con una certificación LEED Plata, la cual avala su eficiencia energética. Su iluminación y ventilación naturales, en efecto, se ven reflejados en el ahorro de consumo eléctrico y aire acondicionado. Bañados por la luz natural, sus 123 departamentos y cuatro penthouses (127 unidades en total) disponen de amplios balcones y terrazas que aprovechan al máximo el clima de la zona. Como parte de su sustentabilidad, además, cuenta con tejados verdes y balcones autosombreados, una planta de tratamiento de agua y otra de generación eléctrica de emergencia, así como un sistema de aire acondicionado distrital.

LG Electronics México fue la compañía responsable de la instalación de los sistemas HVAC que controlan la calidad del aire en el inmueble. Entre los puntos más relevantes para su certificación están el bajo consumo de energía de los sistemas VRF y el uso de refrigerantes ecológicos. Gerardo Álvarez, director de Ventas de Aire Acondicionado Comercial de la empresa, comenta que el diseño de la torre planteó un alto grado de exigencia a la hora de elaborar el proyecto.

“Empresas de talla internacional como Foster + Partners incrementan el nivel de exigencia en todos los aspectos. No obstante, LG Business Solutions cuenta con experiencia, tecnología, respaldo de servicio y alianzas suficientes para responder a estas exigencias de una manera positiva, incrementando las probabilidades de tener éxito”, afirma Álvarez.

En edificios verticales de grandes dimensiones como este, agrega, todas las partes involucradas, “diseñador, fabricante e instalador deben contar con la experiencia e infraestructura adecuada. Hay que alinearse para que, de manera conjunta, se cumplan y excedan las expectativas del cliente en todas las etapas del proyecto, así como las del usuario final, y que tienen que ver con el confort requerido, bajo nivel de ruido y consumo energético”.

Álvarez subraya que fue “un reto importante”, debido a que el diseño exterior no contemplaba el uso de louvers para la toma de aire de las unidades condensadoras, como tampoco en un espacio adecuado dentro de los departamentos para la colocación de los equipos VRF enfriados por agua.

La solución idónea, detalla el director, fue la instalación de 1177 TR en sistemas LG VRF de la línea Multi V Water IV para climatizar departamentos y áreas comunes. Estas unidades condensadoras son mucho más compactas y brindan el confort deseado con un control de temperatura muy preciso, así como una operación sumamente silenciosa y eficiente, prácticamente imperceptible.

Sistemas LG de última generación
El edificio dispone entonces de tecnología de última generación en equipos VRF enfriados por agua: “El principio de su operación” –prosigue Álvarez– es el mismo que en otros sistemas VRF”. A grandes rasgos, añade, se trata de una condensadora con tecnología Inverter capaz de operar múltiples evaporadoras simultáneamente.

“La principal diferencia radica en el condensador, ya que el intercambio de calor con el refrigerante se lleva a cabo por medio de agua (torre de enfriamiento), lo cual incrementa la eficiencia del sistema”, explica Álvarez. En relación a la eficiencia, la tecnología de LG, comparada con la de un edificio convencional, proporciona en promedio de 30 a 40 por ciento menos en el consumo de energía, asegura el especialista.

Innovación verde
De acuerdo con el director de ventas de LG, la nueva visión de la empresa incluye el cuidado del medioambiente: “Nuestros centros de desarrollo y tecnología investigan, evalúan y prueban nuevas aplicaciones tecnológicas de forma continua, con el compromiso de aportar a la sociedad sistemas ecológicos y de alta eficiencia. Toda nuestra de área de producción opera bajo los mismos parámetros”.

Esta visión y estrategia de crecimiento constituye el núcleo de la “Greenovation”, una filosofía que ya es parte integral de los valores y estilo de vida que actualmente impulsa esta empresa para integrar soluciones en materia de sustentabilidad.

“Hoy por hoy, contamos con menos espacios para la instalación de los sistemas de aire acondicionado. Por otro lado, los desarrolladores buscan incrementar y aprovechar al máximo el área rentable o utilizable de un edificio. Lo anterior nos ha llevado a crear soluciones con características muy particulares en términos de eficiencia energética, dimensiones y estilo, como lo demuestra nuestra línea ArtCool”, concluye Álvarez.

Un conjunto de soluciones verdes que, sin duda, se ven reflejadas en la infraestructura de climatización y ventilación de Saqqara, una torre que en cada uno de sus acogedores espacios hará sentir a sus habitantes como si estuvieran en el cielo.

Acerca del autor

Artículos relacionados

shares