Para la directiva de BOMA International, el reto ahora es promover las mejores prácticas operativas en el sector industrial

Por Darinel Becerra, Fotografía: Smart Building

La Building Owners and Managers Association (BOMA International) fue fundada en 1907 en Chicago, Illinois, Estados Unidos. El reto que enfrentó en sus inicios fue administrar las grandes torres y los sistemas de elevadores.

Durante poco más de un siglo, ha desarrollado, perfeccionado y difundido su curso de medición para sky towers, el cual se aplicó por primera vez en 1915. El objetivo fue, y sigue siendo, profesionalizar un protocolo para que las mediciones sean equitativas; los criterios, uniformes; y los parámetros, estandarizados. Hace 10 años, el programa BOMA 360 surgió de esta tradición y constancia.

Lisa M. Prats, directora de Administración, Estándares y Asuntos Internacionales de BOMA International, estuvo en México y platicamos con ella.

“Boma 360 permite que los edificios existentes compitan contra los nuevos en estándares de operación en beneficio del ocupante”

Smart Building (SB): ¿Cuáles son los must de BOMA 360 tomando en cuenta al mercado mexicano?
Lisa Prats (LP): BOMA 360 está enfocado en evaluar tres aspectos importantes: el facility management, el property management y el portafolio en general. Es una autoevaluación que te permite conocer y mejorar tu índice de renovación de inquilinos. Se pueden comparar los edificios que tienen BOMA 360 contra los que no. En los primeros, la recontratación es mucho más alta, ya que, cuidar un activo, como un edificio, a través de su correcta administración y operación, es la manera en la que los arrendatarios están más contentos y permanecen en la residencia, además de que facilita la ocupación de nuevos espacios.

SB: ¿Cuál es tu diagnóstico de los edificios ya construidos?
LP: Algo importante es que BOMA 360 permite que los edificios existentes compitan contra los nuevos. En el país hay un desarrollo importante de complejos como los ubicados sobre Paseo de la Reforma en Ciudad de México, que tendrán residentes distintos. Este programa posibilita que las construcciones previas contiendan en un buen nivel con los recién construidos, y no precisamente en rubros como arquitectura, vanguardia o tecnología, sino en estándares de operación en beneficio del ocupante, ya que los activos estarán cuidados y bien administrados.

SB: ¿Qué opinas del creciente mercado de naves industriales en México?
LP: Vemos una oportunidad muy importante en el mercado industrial en México. BOMA 360 se liberó en 2009, por tanto, lleva 10 años en Estados Unidos; se lanzó al mismo tiempo en el sector empresarial para oficinas y el real state lo adoptó más rápidamente. En enero de 2020 actualizaremos los programas: subiremos el nivel, porque las capacidades, la forma de diseñar y el mercado han cambiado. Fortaleceremos el real state que ha madurado a lo largo de estos diez años, y enfocaremos los esfuerzos en la parte del sector industrial.

SB: ¿Cuáles son los planes de BOMA en el país a corto plazo?
LP: Hemos trabajado muy de cerca con el IMEI y los TOBY Awards. Estamos contentos porque México ha abrazado bien estas buenas prácticas. Cabe señalar que BOMA 360 es un programa, pero toda nuestra empresa tiene códigos, regulaciones y cursos de estándares de medición. Estaremos promoviendo el valor que tenemos como portafolio en México en los próximos tres años, pues el objetivo es generar competitividad, bajos costos de operación y capacitación.

Acerca del autor

Coordinador editorial en Puntual Media. Apasionado por los retos editoriales. Obsesionado en comunicar de la mejor manera aquello que los equipos editoriales y de diseño producen.

Artículos relacionados

shares