Home»Inteligencia sustentable»Nuevos materiales y sistemas robóticos para regular la temperatura

Nuevos materiales y sistemas robóticos para regular la temperatura

El Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC, por Institute for Advanced Architecture of Catalonia) ha desarrollado una serie de materiales y plataformas de climatización y ventilación pasiva que permite reducir 5 grados la temperatura interior de una vivienda y más de un 25 por ciento el uso de aires acondicionados. Cuanto más cálido sea el clima, más se reduce la temperatura, ahorrando energía en espacios interiores.

Los proyectos tienen por nombre Breathing Skin, Hydroceramics, Hydromembrane, Morphluid y Soft Robotics. Son desarrollados por alumnos del estudio Digital Matter Intelligent Constructions del IAAC, quienes investigan la climatización pasiva de los espacios mediante nuevos materiales que imitan procesos orgánicos, estructuras adaptadas o sistemas robóticos que ayudan a regular la temperatura y crear microclimas.

Hydroceramics

El IAAC ha desarrollado en los últimos años una serie de sistemas de fachadas y estructuras ligeras como Hydroceramics, Breathin Skin o Hydromembrane que actúan como una segunda piel en edificios e imitan el cuerpo humano transpirando agua para regular la temperatura.

Hydroceramics es un sistema de fachada hecho con paneles de arcilla e hidrogel capaz de enfriar interiores de edificios hasta 5 grados. Las cápsulas de hidrogel tienen una capacidad para absorber de hasta 500 veces su propio peso en agua para crear un sistema de construcción que “respire” mediante evaporación y transpiración.

Breathing Skin

Hydromembrane y Breathing Skin, a diferencia de la hidrocerámica, se basan en compuestos hechos con finas membranas y tejidos inteligentes para edificios que actúan como una segunda piel “respiratoria” para construcciones capaces de autorregular la humedad y el clima de espacios interiores y exteriores.

Por su lado, Soft Robotics es un dispositivo robótico de sombreado ligero y sensible que intenta crear un microclima mediante el control de la luz solar, la ventilación y la temperatura, humidificando la atmósfera. Este prototipo robótico adopta distintos tamaños y formas como “girasoles” artificiales que permiten proyectar sombra en el momento que el líquido que llevan integrado se evapora por el calor del sol.

Morphluid también se basa en la transición de los líquidos como un activador que modula el techo y climatiza el ambiente mediante sombreado. Morphluid integra dos tanques de agua en una estructura móvil (un techo, una ventana) que se inclina cuando el agua de uno de los tanques se evapora, permitiendo así proyectar sombra y refrescar el ambiente.

Areti Markopoulou es la directora académica del IAAC, además de la responsable de los proyectos destaca el potencial que tienen estos sistemas y materiales avanzados que ayudan a tener una temperatura más agradable en el hogar, a través de edificios más sostenibles que respiran y se comportan como seres vivos e interactúan con su entorno.

Eduardo Luis Hernández

Previous post

Siemens apoyará la digitalización de ciudades en México

Next post

Tec de Monterrey y US Berkeley diseñan termostato inteligente