El Consejo Mexicano Vitivinícola (CMV), se unió al llamado de productores y viticultores de la zona del Valle de Guadalupe para la aprobación de un reglamento de uso de suelo en la Ruta del Vino en Baja California.

 

El CMV solicitó a las autoridades de Ensenada que se apruebe el “Programa Sectorial de Desarrollo Urbano-Turístico de los Valles Vitivinícolas de la Zona Norte del Municipio de Ensenada”, con el objetivo de garantizar el reordenamiento territorial y proteger el uso de suelo agrícola y evitar el deterioro enoturístico en el Valle de Guadalupe.

 

Hans Backhoff, presidente del CMV afirmó que “una vez autorizado el reglamento, se podrá regular la explotación de materiales pétreos, como el caso de la extracción de arena en el cauce del arroyo del río Guadalupe, además de marcar limitaciones para la construcción y operación de complejos enoturísticos, incluidos servicios de hotelería y gastronomía que se ofrecen en la zona de manera creciente, los cuales deben de establecerse con respeto, armonización del entorno y cuidando el paisajismo de la zona”.

 

Gabriel Padilla Maya, director general de CMV, sostuvo a través de un comunicado que de llevarse a cabo el reglamento se podrá facilitar una petición ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, y así evaluar la declaración del patrimonio cultural de la zona de producción vitivinícola del estado de Baja California.

Acerca del autor

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

shares