Inició para la UNAM, pero debido a su eficiencia, el Diagnóstico y Distintivo Ambiental UNAM hoy es otro de los referentes de sustentabilidad para el mercado de la construcción

Foto superior. La maestra Mireya Ímaz Gispert entrega el Distintivo al director general de Telmex, licenciado Héctor Slim Seade

Por Ámbar Herrera / Paloma Lozano, Fotografía: Cortesía de la UNAM

La iniciativa de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Distintivo Ambiental UNAM, surgió como una forma de evaluar la sustentabilidad de sus propias instalaciones. Hoy en día, es un sistema completo de certificación aplicable para entidades gubernamentales y privadas.

El Distintivo es una herramienta desarrollada por el Programa Universitario de Medio Ambiente de la UNAM (PUMA). Su propósito es determinar el impacto que genera la operación de las edificaciones. Esto se logra a través de la aplicación del Diagnóstico Ambiental UNAM.

La iniciativa comenzó en 2009, cuando varios colaboradores tuvieron la inquietud de poner al día a su institución en temas de sustentabilidad. En ese entonces, había muy poca información respecto al tema.

“Por eso decidimos elaborar este distintivo, para conocer cómo estábamos como Universidad y saber quiénes lo estaban haciendo bien y qué estaban haciendo para lograrlo”, cuenta en entrevista para Smart Building, la maestra Mireya Ímaz.

La académica fue coordinadora del Programa Universitario de Estrategias para la Sustentabilidad (PUES) que ayudó a desarrollar el proyecto.

Elementos de verificación de levantamiento in situ

Según el informe oficial de la UNAM, el Distintivo se basa en cuatro sistemas de evaluación:

  1. Sustainability Tracking Assessment Rating System (STARS). Sistema de autoevaluación y de elaboración de informes adaptado a las peculiaridades de las entidades educativas
  2. Leadership in Energy and Environmental Design (LEED). Sistema de certificación de edificios sustentables, basado en normas de estrategias encaminadas en la sustentabilidad de edificios de alto rendimiento
  3. Construcción Sustentable del Gobierno del Distrito Federal. Está enfocado en la transformación de edificaciones actuales y futuras bajo esquemas de sustentabilidad y eficiencia ambiental
  4. Criterios para la adquisición de bienes con menor impacto ambiental en la UNAM. Establece las características y especificaciones de bienes con menor grado de impacto ambiental (útiles de oficina, materiales de limpieza, utensilios desechables para servicios de alimentación y materiales de mantenimiento en edificios e instalaciones)

“Nosotros tomamos de esas certificaciones lo que es más urgente para nuestras latitudes, de manera que podamos tener un distintivo que pueda evaluar en diferentes niveles, sin ser punitivo, sino siempre propositivo”, explicó la actual directora de la Dirección General de Atención a la Comunidad (DGACO).

Los resultados permiten a los inmuebles tomar acciones específicas para reducir su huella ambiental, orientar sus presupuestos a los aspectos más urgentes y definir tareas a mediano y largo plazo.

Diagnóstico Ambiental UNAM
Las brigadas de técnicos de la UNAM obtienen información integral sobre la infraestructura y operación mediante un levantamiento in situ que consiste en:

  • Identificar la ubicación, especificaciones y prácticas de operación de los equipos que consumen tanto agua como energía
  • Analizar el sistema de residuos en cada una de sus fases
  • Realizar un cuestionario a los responsables administrativos de las entidades para saber los bienes de alto consumo y proponer sustitutos de menor impacto ambiental

A partir de este proceso, se otorga una hoja de ruta hecha a la medida de la institución evaluada. Con esto, puede empezar a optimizar su desempeño ambiental y generar estrategias precisas.

Procedimiento

  • Las brigadas recaban la información en formatos ad hoc
  • Se digitaliza y analiza en el Sistema Estadístico de Desempeño Ambiental (SIEDA) de la UNAM
  • El sistema de algoritmos predefinidos evalúa un total de 53 créditos (15 por energía, 15 por agua, 17 por consumo responsable, seis por residuos)
  • El reporte se envía a las entidades para su revisión y aceptación
  • Se brindan estadísticas y recomendaciones específicas para mejorar el desempeño ambiental

Un técnico de la brigada puede recolectar hasta 700 m2 de información. En 2017, las brigadas registraron datos de 1 176 037 m2 construidos

Distintivo Ambiental UNAM
El Distintivo es un sistema de créditos que evalúa, de manera integral, el grado de avance en el cumplimiento de las medidas que se desprenden del Diagnóstico. Hay tres niveles de desempeño: básico, azul y oro, los cuales deben ser revaluados cada tres años.

Beneficios

  • Reducción del impacto ambiental que generan las operaciones
  • Obtención de indicadores de impacto y referentes de medidas de acción
  • Bajo costo de inversión tanto de tiempo como de dinero
  • Bases de datos y planos arquitectónicos actualizados
  • Plan de trabajo con recomendaciones hechas a la medida
  • Orientación y asesoría básica sin costo adicional durante tres años

El tipo de distintivo depende del porcentaje obtenido en los ejes de evaluación: 0-33 Básico, 33-66 Azul, 66-100 Oro

En ambos casos, se expresó conformidad con el proceso y los resultados del Diagnóstico, así como con el reconocimiento obtenido. La doctora Margarita Velázquez, directora del CRIM, sugirió que el Distintivo UNAM podría integrar a la hoja de ruta el proceso de “Basura Cero”, el cual propone como solución la reutilización de los desechos para lograr reducirlos.

Añadió que “Basura Cero” es un proyecto ejercido de manera independiente y que ha tenido resultados favorables, los cuales se han sumado a las propuestas otorgadas por el Distintivo UNAM, con la finalidad de reducir el impacto en el medioambiente.

Por su parte, el arquitecto Novales dijo que el programa se podría enriquecer si lo abrieran a más instituciones y empresas, ya que la retroalimentación entre entidades puede generar buenos resultados. Ambos directivos concordaron con la idea de renovar el Distintivo, y así seguir reforzando su compromiso con el medioambiente.

El Distintivo Ambiental UNAM no tiene un carácter de auditoría ambiental, sino que recaba la información necesaria de manera confiable y verificable. La Universidad se hace responsable de todo el procedimiento y la metodología está respaldada por estándares internacionales.

El Distintivo ha cambiado mucho, tanto en la puntualidad de sus observaciones y cuestionarios, como en el grado de experiencia de sus brigadas. Sin embargo, su mensaje sigue siendo el mismo: concientizar a los usuarios de que su actividad cotidiana puede ayudar a mejorar el desempeño ambiental de los inmuebles.

El caso
A fin de comprender mejor el estado actual del Distintivo, así como sus aplicaciones y beneficios, Smart Building revisó la evaluación del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM), perteneciente a la UNAM y de los edificios de Telmex, ubicados en Parque Vía 190 y 198 de la Ciudad de México. Ambos casos obtuvieron el Distintivo Ambiental nivel Oro.

Se entrevistó a la maestra Mireya Ímaz, así como a la doctora Margarita Velázquez, directora del CRIM y al arquitecto Jaime Novales, gerente general CTBR/ALDECA (Inmobiliarias) en Telmex. A continuación, presentamos algunas de sus respuestas respecto a cuestiones generales del proyecto.

SMART BUILDING (SB): ¿Cuál es la motivación detrás de la obtención de este Distintivo?
Mireya Ímaz (MI): Este distintivo se hizo pensando en generar conocimiento; por un lado, que es una de nuestras tareas sustantivas, y por el otro, para dar un servicio a la sociedad. Eso es lo que gana nuestra Universidad: generación de conocimientos e información para generar propuestas sensatas.
Margarita Velázquez (MV): En el CRIM queríamos ser más sustentables en nuestras operaciones y cumplir nuestro compromiso con la Universidad.
Jaime Novales (JN): En Telmex, durante muchos años, hemos trabajado el tema de la sustentabilidad como uno de los objetivos principales de la empresa. Vimos la certificación de la UNAM y nos pareció muy completa.

SB: ¿Cómo se determina el costo del diagnóstico?
MI: Determinamos el costo del diagnóstico en función de que no le cueste la operación a la UNAM.
MV: Como entidad de la UNAM, el CRIM no pagó ningún cargo.
JN: No hubo inversión, todos los procesos y sistemas ya los teníamos implementados. Sólo se hicieron cambios administrativos que no implicaron gasto, y el costo de la UNAM por sus servicios fue muy bajo.

SB: ¿Quién se encarga de dar seguimiento a los proyectos una vez que cuentan con el reconocimiento?
MI: En la actualidad es la Dirección General de Atención a la Comunidad.
MV: Nosotros buscamos asesoramiento y monitoreo propio, pero que en algunas situaciones sí ha intervenido el programa PUMA de la UNAM.
JN: Seguimos en contacto con la UNAM; nos revisan los indicadores y los sistemas de gestión. Esto nos sirve porque la opinión de un tercero, que además es ajeno a tu operación, siempre es más objetiva.

Acerca del autor

Artículos relacionados

shares