El mercado mundial de la iluminación inteligente y controles conectados se calcula en 6 mil millones de dólares, valor que se duplicará para 2020, y uno de los principales consumidores son los grandes edificios, que están en búsqueda de una mayor eficiencia en el uso y transmisión de datos

Por Darinel Becerra, Fotografía: Rubén Darío Betancourt

Conocida anteriormente como Philips Lighting hasta 2018, Signify es una empresa de iluminación para profesionales y consumidores en la era del Internet de las Cosas (IoT), con operaciones en más de 70 países.

La compañía estima que el valor aproximado del mercado para el IoT en México es de 5 mil millones de dólares (2018), suma que proviene de los más de 8 millones de objetos conectados en el país.

El porcentaje de penetración de dispositivos conectados entre la población mexicana aún es bajo, es decir, de un 6.3 por ciento, pero con la iluminación conectada este potencial se puede disparar, sobre todo en los smart buildings, donde el uso de redes de datos es fundamental para la operación.

Otro dato que expandirá al mercado es el cálculo que afirma que en 2020 habrá 200 millones de dispositivos comunicados, con lo que México se convertirá en el quinto país en adopción de tecnologías IoT en América Latina.

Hasta ahora se habla de que un 30 por ciento de las empresas en México ya comprenden la importancia estratégica del Internet de las Cosas.

Sobre este creciente mercado, y más, Smart Building platica con Pedro Martin Colea, director general de Signify México.

Aunque Pedro Martin conoce muy bien el sector de las Tecnologías de la Información, ya que trabajó durante 10 años en éste, todavía le sorprende su llegada a la industria del IoT después de haber laborado durante el mismo periodo en el sector energético.

“Ingresar a Signify ha sido muy interesante porque hoy es una compañía especializada en el Internet de las Cosas. Me hace recordar los primeros 10 años de mi carrera”, afirma el director general de la marca.

Para 2050, el 70 % de la población mundial habitará en centros urbanos inteligentes, es decir, dos de cada tres personas

Smart Building (SB): ¿A qué se debe el cambio de nombre de la empresa?
Pedro Martin (PM): El mercado de la iluminación está sufriendo un cambio importante, como lo han sufrido otras industrias en el pasado. Por un lado, el foco tradicional, que antes era un elemento análogo, hoy es un elemento digital y electrónico, en el que un punto de luz se convierte en un punto de datos. Eso nos obligó a reinventarnos, y como parte de esto, decidimos cambiarle el nombre a la empresa para que refleje ese nuevo mercado en el que estamos operando hoy, que es el de la luz inteligente e interconectada.

Desde luego, Philips sigue siendo la marca líder en el mercado, la más reconocida en el campo de la iluminación, y la seguimos manteniendo para productos B2C, productos de focos led, luminarias, etcétera. En ese tenor, una segunda marca que lanzamos, la que llamamos Interact, es la línea de productos inteligentes para el B2B, enfocado a oficinas, retail y otro tipo de comercios.

SB: ¿De qué tamaño es el mercado inteligente del big data en México?
PM: De acuerdo con algunos datos que tenemos, se estima que en 2018 el mercado global de iluminación inteligente e interconectada tuvo un valor de 6 mil millones de dólares y se proyecta que para 2020 se duplique. Esto te da una idea de la relevancia de este mercado.

SB: ¿Ese crecimiento del mercado de la iluminación en qué canales se va a desarrollar?
PM: En cuanto al B2B, en México vemos cuatro áreas de oportunidad para este año. La primera es Interact City, es decir, la iluminación pública inteligente e interconectada, en la que es posible administrar la intensidad de la luz de la calle, por ejemplo. Otra área es Interact Sports, en la que pretendemos mejorar la experiencia en los estadios, básicamente. Uno de nuestros mejores ejemplos es el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid, España.

Un tercer canal es Interact Landmark, que realza el diseño arquitectónico de los edificios. En México ya tenemos, por ejemplo, al Teatro Degollado en Guadalajara o las fachadas de la Torre BBVA Bancomer en la Ciudad de México.

Y el último es Interact Office, que además de permitir el ahorro de energía eléctrica, permite el uso de los elementos de luz para administrar los espacios.

Aquí hay un dato interesante: el gasto de una oficina, hablando de facility es muy poco en cuanto a energía, es de un 2 a 3 por ciento; un 9 por ciento corresponde a la renta y el 80 por ciento, a los empleados.

Estimamos que el costo anual por escritorio, en la Ciudad de México, es de 5 mil 800 dólares, esto es, el escritorio, espacio, la luz, la computadora, etcétera.

Cuando hablamos de iluminación inteligente para una oficina, por ejemplo, el sistema hace otras cosas además de encender la luz. Mide cuánta luz está entrando por las ventanas. Entonces, si tienes que mantener una sala de juntas con cierto número de lúmenes, o por afuera de la ventana está entrando “X” cantidad de iluminación, pues sólo necesitas generar “Y” para que de esta manera se emplee la cantidad de luz necesaria.

SB: ¿Cuál es la infraestructura de Signify en México?
PM: Como empresa tenemos más de 80 años aquí, más de 3 mil 600 empleados y contamos con cuatro fábricas. Para el tema comercial, tenemos una red de distribuidores de material eléctrico y de construcción muy importantes a nivel nacional. Esa es una manera en la que llegamos al mercado. También contamos con una red de distribuidores de valor agregado, que toman el producto, le añaden valor de otro ecosistema o producto y crean una solución para el cliente final.

SB: ¿Cuánto invierten en innovación?
PM: Invertimos el 6 por ciento de nuestras ventas. Las del año pasado fueron más de 7 mil millones de euros. Esto te da una idea de la cantidad tan importante que ponemos en investigación y desarrollo.

SB: ¿Cuáles son sus políticas y acciones en el rubro de la sustentabilidad?
PM: Es sumamente importante para Signify. Tenemos como meta, que para 2020, nuestra huella sea neutral y en el carbono igual, y vamos por muy buen camino. En otros países ya se logró. Es complicado, pero estamos en proceso, porque implica también hablar con los proveedores, nuestras oficinas y fábricas.

SB: ¿Cómo ejerces el liderazgo en una división tan amplia y con tantos retos tecnológicos?
PM: Estoy convencido que el éxito lo trae el trabajo en equipo, por lo que me enfoco impulsar el crecimiento del mismo. En la medida en que éste crece y es mejor, la empresa y yo vamos a ser mejores. Es un pensamiento que he mantenido durante mucho tiempo.

SB: ¿Cuáles son tus valores empresariales?
PM: Primero, la honestidad. Hay una buena reputación de 80 años y no puede ser destruida por una mala decisión.

Lo primero que hacemos es mantener la apertura, honestidad y transparencia en todos los ámbitos: internamente, hacia afuera, con el mercado y con el consumidor. Y, en segundo lugar, tiene que haber una razón de valor para trabajar en Signify; tienes que ser divertido, debes tener ganas de venir y, hacia el mercado, tienes que ser competitivo con tus productos ante una gama muy amplia de competidores.

Acerca del autor

Coordinador editorial en Puntual Media. Apasionado por los retos editoriales. Obsesionado en comunicar de la mejor manera aquello que los equipos editoriales y de diseño producen.

Artículos relacionados

shares