Las edificaciones comerciales cada día tienen mayor impacto en nuestro entorno social porque crean espacios de convivencia y trabajo, generando una dinámica de networking que puede llegar a ser muy interesante en términos de negocio. El tiempo que permanecemos en los edificios nos demanda tener un espacio seguro y confortable, que nos permita generar ideas y cerrar negocios, potencializar la oferta y la demanda de las empresas que habitan los inmuebles denominados inteligentes.

Definitivamente, la tendencia global en los smarts buildings es la convergencia, es decir, la conectividad en todo sentido, la cual es posible a través de la infraestructura de red y las diferentes opciones tecnológicas con las que está dotado un edificio. Con ello, se promueve un modelo de negocio sustentable que permite la optimización de los costos de inversión y operación, así, tanto desarrolladores como operadores pueden ofrecer productos atractivos al mercado.

El Internet de las Cosas (IoT) es una tecnología disruptiva con gran potencial para el mercado inmobiliario; por ejemplo, si se toma en cuenta el número de dispositivos móviles que lleva un visitante a una junta de trabajo, se podrá prever qué requerimientos son indispensables en estos términos para los proyectos. Asimismo, debido al crecimiento exponencial de la tecnología, ahora las soluciones existentes de almacenamiento y monitoreo remoto están integradas a través de la nube.

Otro punto que debe ser reflexionado es la diferencia entre la construcción y la operación de un edificio, ya que se abre una ventana tecnológica en el tiempo; pareciera que transcurre en años y no meses, situación que nos coloca ante un escenario con retos importantes, donde la solución planteada en un inicio puede llegar a ser obsoleta al finalizar la construcción.

Los edificios de alto desempeño se tienen que comportar como tal, utilizando las herramientas existentes de manera efectiva para la toma de decisión correcta en términos de inversión y rentabilidad. No se puede suponer o creer que algo funciona correctamente si no está sustentado y documentado.

Parte fundamental del objetivo que tenemos como IMEI es la responsabilidad de difundir y dar a conocer las tecnologías que desarrollan y lanzan al mercado los diferentes fabricantes, así como las soluciones y buenas prácticas de estándares internacionales que permitan tener costos competitivos de construcción y operación para los inversionistas, y un ambiente seguro y confortable para los inquilinos de estas grandes edificaciones.

El IMEI, a través de sus diferentes actividades, es un punto de encuentro tecnológico; sin embargo, no podemos dejar de lado que la sustentabilidad tiene que hacer sinergia con la tecnología, y con soluciones integrales que permitan la interacción entre administradores, operadores, inquilinos y visitantes en un inmueble de manera natural, como si estuvieran caminando por áreas verdes dentro de un espacio cerrado.

Ofrecer soluciones integrales de sustentabilidad y tecnología no es una opción, es una realidad que debemos promover y difundir con responsabilidad, creando espacios inteligentes que nos permitan una convivencia laboral sana en un entorno social muy dinámico.

EDUARDO MIRANDA REZA
Presidente del IMEI 2018-2019

Acerca del autor

Artículos relacionados

shares