En su último informe, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) advirtió sobre los efectos negativos para la humanidad y el planeta si las temperaturas globales aumentaran 1.5 ºC por encima de los niveles preindustriales. El documento sostiene que alcanzar cero emisiones netas de CO2 a nivel mundial para 2060 es de importancia crítica.

Como integrante de la Comisión de Transiciones de Energía (ETC, por sus siglas en inglés) tengo el privilegio de ser parte de un grupo diverso de líderes y compañías de energía que están acelerando el cambio hacia sistemas con bajas emisiones de carbono al tiempo que permitan un desarrollo económico sólido.

Durante el último año, la ETC se ha dedicado a definir un camino hacia las emisiones netas cero de los sectores más difíciles de descarbonizar. El resultado es el informe Mission Possible: Reaching net-zero carbon emissions from harder-to-abate sectors by mid-century; sus hallazgos muestran que no sólo es viable tal cambio, sino que también es asequible y potencialmente rentable. Las estimaciones sugieren que, para mediados de siglo, el costo de estas medidas para la economía será inferior a un 0.5 por ciento del PIB mundial, con un impacto insignificante en los estándares de vida del consumidor.

Basado en Better Energy, Greater Prosperity (2017), el informe profundiza en los sectores considerados como “difíciles de descarbonizar” sólo a través de la eficiencia energética y la electrificación. A medida que el mundo se vuelve más electrificado y la electricidad se descarboniza, la importancia de estos sectores crece para alcanzar la descarbonización total de la economía para 2060.

El ETC explora las rutas de descarbonización del suministro de energía y materia prima. Incluye un análisis exhaustivo de la electrificación, así como alternativas como la bioenergía de hidrógeno. También proporciona un análisis cuantificado de las principales ventajas y limitaciones dentro de cada sector, así como una revisión de la competitividad de los costos. Añade que la eficiencia energética seguirá siendo un factor clave, mientras que los nuevos modelos económicos, como los cambios modales de transporte y la economía circular, tendrán un papel crucial en estos sectores.

En los próximos años, además, estamos obligados a presenciar avances en tecnología de baterías, electro y bioquímica, nuevos materiales y diseño de servicio eficiente. La pieza final del rompecabezas, entonces, somos nosotros. Políticos, empresas, inversionistas y consumidores somos los responsables de acelerar este cambio. Así, la sección final del informe Mission Possible analiza las recomendaciones para la adopción de políticas, específicamente, la migración impulsada por el clima, eficiencia y gestión de la demanda energética, la descarbonización y el papel del sector privado en la transición.

A raíz de la urgente llamada de acción del IPCC, el informe envía una clara señal a todos: es posible la descarbonización completa y se pueden lograr objetivos ambiciosos relacionados con el clima.
——

Jean-Pascal Tricoire
Miembro de Schneider Electric desde 1986, fue elegido presidente y primer ejecutivo en 2006 y nombrado director general en abril de 2013. Su carrera en Schneider Electric se ha desarrollado fuera de Francia en funciones operativas en Italia, China, Sudáfrica y Estados Unidos. Dentro de la Dirección General, se desempeñó como vicepresidente ejecutivo de la División de Operaciones Internacionales desde 2002, antes de ser nombrado director de operaciones en 2004. Actualmente, es presidente del Comité Francia-China.

Acerca del autor

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

shares