De acuerdo con el informe “Situación Inmobiliaria México”, elaborado por la institución financiera BBVA, el producto interno bruto (PIB) del sector de la construcción en México podría registrar una caída de hasta 13 por ciento durante 2020, de mantenerse las condiciones actuales.

La institución financiera de banca múltiple considera que después de una contracción del 5 por ciento en 2019 (mucho antes de los efectos de la pandemia de coronavirus) el PIB de la industria de la construcción registrará su peor crisis de los últimos treinta años, al sumar dos años consecutivos en terreno negativo.

Este resultado, informa BBVA, se debe al mal desempeño de sus tres subsectores. Anteriormente, sólo la obra civil tenía una contribución negativa al sector, pero ahora se suma la edificación que, al ser el segmento de mayor peso (70 por ciento), se contrajo 3 por ciento en 2019 por una marcada caída de la demanda por vivienda y un freno en naves industriales y centros comerciales. Lo anterior obedece a la suspensión de permisos de obra, en particular en la Ciudad de México. A su vez, la obra civil, que tiene un peso de 17 por ciento en el sector, se contrajo 6.1 por ciento, pues sigue reflejando la contracción de la inversión pública y gasto en infraestructura.

El subsector de infraestructura se mantiene como el más rezagado, a pesar de que registró un incremento de más del 10 por ciento en términos reales en el presupuesto para obra pública durante 2019. Por primera vez, el valor de la producción de este mercardo es menor a 150 mil millones de pesos anuales, lo que representó una caída de 5.9 por ciento con respecto al 2018, cuyo valor alcanzó los 159 mil millones de pesos. En este tipo de obras, el sector público mantiene la mayor participación (65.6 por ciento en 2019, aunque cada año es menor). En contraste, el privado avanzó 16.5 por ciento en el mismo periodo.

El informe de BBVA destaca que la entrada en vigor del tratado comercial entre México, Canadá y Estados Unidos (T-MEC) podrá impulsar la inversión en el sector industrial, pero que los efectos positivos serían palpables hacia finales del 2021. No obstante, advierte la institución, sin una fuerte inversión no habrá una recuperación a los niveles de hace cinco años.

Fuente: BBVA México

Acerca del autor

Paola Guevara

Periodista

Artículos relacionados

shares