Diseñada por el despacho arquitectónico ELÍAS GROUP, Casa Cancún se desdobla desde sus moles de concreto armado en un espacio selvático, donde las estructuras aprendieron a convivir con la flora gracias a la majestuosa, pero respetuosa, propuesta arquitectónica y ambiental de Francisco Elías y al diseño de los muros a cargo del artista plástico Ramón Laserna

Por Darinel Becerra, Fotografía: Guillermo De la Maza

Cuenta el arquitecto Francisco Elías (México, 1981) que la inspiración para diseñar Casa Cancún provino de la solicitud y necesidades del cliente, quien le pidió una obra que representara sus logros y además le ofreciera descanso.

“Es una casa que me recordó mucho al Palacio de Sanssouci en Potsdam (Alemania), de Federico II el Grande, rey de Prusia. Sanssouci significa ‘sin preocupaciones’, por lo que es un espacio donde vas a olvidarte de ellas”, comenta el arquitecto, quien mezcló su propuesta creativa con las tecnologías del cemento, y logró construir así una mole de concreto armado rodeada de selva.

En la planeación del proyecto, se fijó como objetivo el diseño y la ejecución de un espacio que librara grandes claros, y originara conexiones visuales y reales entre la sucesión de espacios abiertos-cerrados y cerrados-abiertos para generar aún más la percepción de amplitud. Si a la estructura de tonos grises se le suma el reflejo en el lago, la frescura y magnificencia del lugar se completa en una ejecución estéticamente lograda y funcional.

Los imponentes claros estructurales permiten grandes fachadas de cristal, que evitan el uso de energía eléctrica para iluminación hasta ya entrada la tarde

El muro
El artista Ramón Laserna (Colombia, 1977) es conocido por sus diseños cinéticos, en los que las obras tienen movimiento o parecen tenerlo gracias a una ilusión óptica. En el caso de Casa Cancún, la creación del colombiano ofrece una experiencia estética al transitar por el corredor central, flanqueado por un muro estructural que se extiende desde la fachada principal hasta la posterior, donde se ubica la piscina y se encuentra el lago.

El muro, que recorre y articula toda la residencia, está inspirado en lo que él llama “las perspectivas forzadas del Teatro Olímpico de Palladio”, con las que se producen efectos de acercamiento o alejamiento. La austeridad de la estructura sirve como fondo para el jardín que enmarca el umbral de acceso.

También, al transitar por el corredor, la vista permite que el lago se convierta en el protagonista, y se logra una experiencia artística a partir del disfrute de los claroscuros que enfatizan los atardeceres y generan el mayor espectáculo óptico a la manera de la arquitectura de las grandes civilizaciones de la antigüedad, como en Chichén Itzá, Teotihuacán, Egipto, Uxmal, por mencionar ejemplos. Así lo explica el creador en el documento del proyecto.

Se logró uno de los principios de ventilación al integrar sistemas pasivos por medio de ventilaciones cruzadas, típicas de la arquitectura de playa regional y tradicional

Integrada al entorno
Al centro, el espacio se descubre en su totalidad: es posible ingresar a las diferentes habitaciones mientras la luz invade el espacio con la apertura de los dos patios que responden e integran la vida dentro y fuera. Al sur se invita a la convivencia; al norte, a la meditación e, incluso, a la soledad.

Al final del recorrido, siguiendo la guía del muro, emerge la terraza, donde la alberca con borde infinito integra el lago a la experiencia, lo que propicia la sensación de amplitud y la integración de este elemento con el interior. En la planta alta, las habitaciones son espacios de intimidad que ven al cielo desde las terrazas y permiten el disfrute del sol.

La vivienda contiene espacios tradicionales: hall de acceso, sala de recepción, estudio, comedor, cocina, recámaras, sauna, jardín de lectura, patio de palmeras y árboles frutales, jacuzzi al aire libre, cocina de verano, asoleadero, piscina y accesos peatonales al lago.

La geometría de la construcción, al estar separada en cuatro bloques, permite que el contexto invada los patios y pasillos exteriores. La energía de la selva envuelve la residencia y la calle de acceso a ésta se olvida, lo que posibilita una introspección al aire libre.

La casa presenta una fachada frontal sencilla, elegante, austera, y se ubica detrás de un importante volumen vegetal arbóreo; en contraste, la fachada posterior se orienta hacia el lago y se integra a la tipología requerida y solicitada tanto por el conjunto habitacional como por el cliente.

Se trata, en general, de un objeto arquitectónico monocromático en tonos arena-beige y oro, que armoniza con el proyecto de paisaje, así como con el contexto vegetal original, y logra una integración con el exterior por medio de la mímesis con la tierra y arenas de la zona.

El relieve del terreno fue, sin duda, un elemento aliado para lograr una solución eficiente del programa arquitectónico: se conservó con nivel de calle +-0.0, que se mantuvo por toda la planta baja, mientras que el terreno se estableció con un descenso del 15 por ciento de forma regular. Se logró también generar una zona de cuartos de máquinas adyacentes a la piscina, lo que aseguró un óptimo funcionamiento.

El contraste entre los niveles del terreno y el asoleadero permite vistas a la manera de terraza elevada sin tener que subir ningún escalón al interior. El trabajo de nivelación fue mínimo, ya que se consiguió crear un edificio fielmente adaptado a la fisonomía de la tierra.

“Toda la casa es como una escultura de arte contemporáneo hecha con concreto y habitable. Qué mejor manera de decirle al cliente: ¡Lo lograste!, con una obra máxima en la que el arte, la arquitectura, el descanso, el paisaje y el atardecer se unen”: Arquitecto Francisco Elías

La arquitectura y el diseño de los elementos son únicos, especialmente los muros de carga, pues en estos se refleja un lenguaje tecnológico que integra la producción plástica de Laserna con el trabajo de cimbras de maestros carpinteros-ebanistas del Estado de México; así se lograron las formas plisadas del cuerpo central, el cual se complementa con un ejercicio audaz de cálculo estructural, que permite generar grandes marcos con claros llevados al límite, los cuales ofrecen aperturas visuales de forma totalitaria hacia el lago.

La iluminación natural solar gobierna el proyecto. Los imponentes claros estructurales permiten grandes fachadas de cristal que evitan el uso de energía eléctrica para iluminación hasta ya entrada la tarde.

Estructura y sostenibilidad
La mayor innovación, según se explica en el documento del proyecto, fue lograr la fusión del arte contemporáneo con la arquitectura actual, gracias al diseño e integración de un sistema constructivo-estructural, basado ciento por ciento en concreto arquitectónico hecho a la medida, con los muros de concreto plisado, los cuales se pueden considerar como los elementos principales del desarrollo. Dichas piezas fueron pensadas para funcionar con la luz del sol y crear efectos ópticos de luz y sombra a manera de trampantojo.

Teniendo en cuenta las características de durabilidad del concreto que se utilizó, y dado el tipo de ambiente al que está expuesta la estructura, el sistema de muros ofrece un óptimo confort térmico y ahorro de energía eléctrica. También se logró uno de los principios de ventilación al integrar sistemas pasivos por medio de ventilaciones cruzadas, típicas de la arquitectura de playa regional y tradicional.

En el proyecto se usaron doce tipos de tecnologías de concreto que responden a diferentes condiciones ambientales, por ejemplo, para el contacto con el agua del lago y la eficiencia para la construcción (colados monolíticos de más de 3 metros de altura por 21 metros de longitud). Entre éstas encontramos las pruebas de revenimiento, acabado, color, plasticidad, por mencionar algunas.

Este proyecto, en suma, es una referencia de que en México es posible desarrollar proyectos y obras con estándares muy altos de desempeño constructivo y estético: “podemos decir que es posible innovar en técnicas y diseños que evidencien la alta capacidad de lograr estándares internacionales y nuevos estándares del quehacer arquitectónico dentro del segmento residencial”, concluyen los creadores de Casa Cancún.

Alquimia y concreto
DURAMAX Familias 4000, 5000 y 6000, con tecnología de baja permeabilidad al agua en rangos menores a 14 m/s x 10-12, con permeabilidad al ion-cloruro en rangos menores de 4000 ºC y con proceso de autosellado de fisuras hasta 0.4 mm
APARENTIA Arquitectónico, con pigmento integral de alto desempeño elaborado de forma única para un proyecto con alta resistencia al intemperismo
HIDRATIUM, como sustitución del proceso tradicional de curado, logrando retener >60 % de humedad interna a siete días
INGENIA Reducrack, como ayuda en la prevención de retracción plástica al obtener valores de hasta 80 % de reducción contra un testigo
INGENIA Revenimiento Total, como ayuda en la fluidez y compactación de hasta 24 cm
PAVICRETE, como diseño de mezcla específico para pavimentos con resistencia a la flexión de hasta 40 kg/cm2

  • Resistencia a compresión mínima (f’c): 250 kg/cm2
  • Edad de garantía de resistencia a los 28 días

Créditos

  • Cliente | Privado
  • Superficie | 782.00 m2
  • Diseño arquitectónico | Francisco Elías
  • Proyecto arquitectónico ejecutivo | Studio Francisco Elías
  • Arquitectura del paisaje | Studio Francisco Elías, Eduardo Peón, Julio Granados
  • Artista | Ramón Laserna
  • Equipo de diseño | Eduardo Peón, Jorge Pérez Boeneker, Hairo Salgado, Daniel Fuertes, Neftalí Serrato, Gabriela Portillo
  • Cálculo estructural | GRUPO SAI, Ingeniero Gerson Huerta
  • Contratista general | ELÍAS ARCHITECTURE
  • Investigación y desarrollo de tecnología e innovación en concreto | Centro de Tecnología del Cemento y del Concreto CEMEX (CTCC) – Ingeniero arquitecto Juan Miguel Gutiérrez
  • Instalaciones | Sergio Navarro
  • Costos / QS | Studio Francisco Elías, ELÍAS ARCHITECTURE
  • Dirección arquitectónica | Francisco Elías, Eduardo Peón
  • Supervisión en sitio | ELÍAS ARCHITECTURE – Alejandro Fernández Del Castillo, Jazmín Peral, Carlos Salcedo
  • Mobiliario | Vitra, Knoll, Moooi, Flos, Modulnova, Richard Yasmine
  • Iluminación arquitectónica | Mayte Arquer, Julio Oscura
  • Control y automatización | APPTO – Ingeniero Tomás Morlet
  • Fotografía | Guillermo De la Maza
  • Ubicación | Cancún, Quintana Roo
  • Año | 2017

Acerca del autor

Artículos relacionados

shares