La demanda energética de los edificios de corporaciones trasnacionales y los compromisos que éstas han adquirido en temas medioambientales han impulsado la creación de tecnologías que operen sus sistemas de automatización a escala global; esto para garantizar una buena operación y evitar errores

Desde mediados del siglo XX, la problemática ambiental ha sido uno de los temas que mayor impacto y discusión han generado en el mundo.

El informe El Estado del Futuro 2015, publicado por el Millenium Project, habla de los desafíos globales que enfrenta la humanidad. El reporte destaca que más de la mitad del mundo es vulnerable a la violencia e inestabilidad social. Esto debido a que los precios de los alimentos básicos se están duplicando, así como al aumento de las migraciones y la escasez o despilfarro de agua y energía.

Recalca que las emisiones de dióxido de carbono se siguen incrementando cada día, abonando al calentamiento global. Ante este panorama, es necesario reflexionar sobre la crisis y conflictos ambientales y socioeconómicos que afronta la sociedad. Algunas empresas ya han dado el primer paso.

¿Qué tienen en común LG Electronics de Corea del Sur y los Laboratorios Abbott en Estados Unidos? Ambos son identificados como líderes en su industria, según el último índice de sostenibilidad del Dow Jones, un indicador de tendencias a nivel mundial que recompensa a las compañías comprometidas con la sostenibilidad.

BEMS es un sistema de monitoreo y control

GRAN APUESTA
Una forma de corroborar este compromiso es reducir el consumo de energía de sus edificios e informar sobre su progreso. Tan sólo con apagar las luces unas cuantas horas al día, en unos meses se puede costear un sistema automatizado, dependiendo del inmueble.

Sin embargo, los líderes de la industria en temas de sostenibilidad operan en distintos edificios y ubicaciones, por lo que gestionar múltiples instalaciones sería un verdadero desafío; su operación se dificulta debido a que su gestión involucra otros sistemas, como es el de HVAC, iluminación, etcétera.

Un enfoque es designar personal específico para que resuelva el problema. Hoy en día hay empresas que cuentan con una amplia gama de analistas dedicados al estudio y monitoreo del consumo de energía. Este modelo funciona, pero no está exento de “errores humanos”.

Una mejor estrategia es la implementación de un sistema de gestión energética para edificios, como el Building Energy Management System (BEMS). De acuerdo con la empresa Navigant Research, BEMS se define como un sistema de monitoreo y control basado en Tecnologías de la Información (TI), vinculado con las corrientes de datos existentes sobre la energía e infraestructura de un edificio.

Pero BEMS es más que un sistema de gestión de edificios que integra HVAC, iluminación, control de incendios y seguridad, control de accesos y centros de datos; incluye, además, informes sobre servicios, tarifas de energía, eventos de respuesta ante la demanda y señales de precio dinámico. También puede incorporar presupuestos de capital y operaciones, emisiones de carbono y metas de sostenibilidad.

Al analizar los sistemas BEMS, Navigant ha encontrado algunos obstáculos. Uno de ellos es que sólo 30 por ciento de los edificios en el mundo cuenta con la infraestructura necesaria para tener un control digital. Por otro lado, sigue siendo un concepto nuevo, por lo que la capacidad de estos sistemas puede ser desconocida.

Debido a ello, lo mejor sería acudir a los líderes que Navigant reconoce en el sector BEMS. Éstos son proveedores que tienen una calificación de 75 puntos o más. La empresa analizó 14 proveedores y detectó a dos que entran en la categoría de líder, es decir aquellos que ofrecen productos que puedan instalarse desde la planta baja hasta la más alta.

Actuamente, existen en el mercado distintas empresas con un enfoque integrado en gestión de edificios, cuyas soluciones reducen hasta 30 por ciento el consumo energético y minimizan los gastos operativos y de capitales, además de mejorar el desarrollo del negocio. Lo único que se necesita es acercarse a este tipo de compañías y conocer a detalle las opciones que ofrecen.

 

TANIA KALINKA
Ingeniera eléctrica y electrónica con más de 10 años de experiencia. Actualmente es gerente de Power Solutions y responsable de las soluciones de administración y energía en Schneider Electric.

Acerca del autor

Artículos relacionados

shares