¿Qué debe tomar en cuenta la nueva administración de Claudia Sheinbaum en favor de una de las urbes más grandes del mundo?

Por Rafael Yáñez Hoyos

Siempre me he preguntado cómo los gobiernos que han regido a la Ciudad de México vigilan la fuerte carga política de sus gestiones, pueden establecer objetivos y mediciones de sus políticas, planes y programas, crear índices comparativos de mejora, así como los criterios correspondientes de interpretación. Creo es algo muy complicado de hacer y cada gestión lo ha hecho a su manera.

Un cambio de gobierno y, por lo tanto, de administración en la CDMX, no implica que los problemas se resuelvan por sí solos.

Por fortuna, los tiempos cambian y la gestión actual, además de experiencia y capacidad, debe pensar seriamente en adoptar y aplicar una herramienta de gestión basada en la experiencia internacional de técnicos especialistas, en temas tales como la primera norma ISO para Indicadores de Ciudades.

Sí, de los mismos creadores de las reconocidas ISO 9000 (Calidad), ISO 14000 (Ambiental), ISO 18000 (Calidad + Ambiental) y, recientemente, ISO 50001 (Gestión de Energía). Ahora existe una nueva Norma Internacional ISO para Indicadores de Servicios y Calidad de Vida en las Ciudades.

¿Por qué?

Pongamos un poco de números y perspectiva a la importancia de las ciudades y a esta norma.

En la actualidad, el 70 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) Global se genera en las metrópolis y el 53 por ciento del total de la población mundial reside en ellas.

Se estima que para 2050, el 70 por ciento de la población mundial estará viviendo en centros urbanos. Esto significa que el rol de las ciudades está habilitando futuros más sustentables y, por lo tanto, es más importante que nunca.

Las urbes son los centros económicos y culturales del mundo, cuyo progreso depende de una administración y gestión efectivas, y políticas públicas elaboradas en evidencias.

En esta era de urbanización, los indicadores de una ciudad deben ser usados como herramientas estratégicas por jefes de gobierno, políticos, city managers, investigadores, líderes de negocios, planeadores, diseñadores y otros profesionales para asegurar políticas públicas que sean puestas en práctica y que promuevan aldeas globales: habitables, tolerantes, incluyentes, sustentables, resilientes y económicamente prósperas.

Las metrópolis necesitan indicadores para medir su desempeño global en la mejora de calidad de vida y sustentabilidad.

Los indicadores existentes con frecuencia no están normalizados (estandarizados), no son consistentes o comparables entre ciudades o a través del tiempo, como sucede en la CDMX.

En la actualidad, se cuenta con una nueva serie de normas internacionales ISO, desarrolladas con un enfoque holístico e integrado al desarrollo sustentable y resiliente bajo el ISO / TC (Technical Committee) 268: Desarrollo Sustentable para Comunidades.

La ISO 37120, por ejemplo, establece un conjunto de indicadores estandarizados que proveen un enfoque uniforme en el siguiente sentido: ¿qué es medido y cómo esas mediciones deben hacerse?

Esta norma internacional no provee un juicio de valor o umbrales numéricos en los cuáles una ciudad en particular deba seleccionar objetivos apropiados para los indicadores.

La Norma ISO 37120 incluye y establece definiciones y metodologías para un conjunto de indicadores, con el propósito de dirigir y medir el desempeño de los Servicios y Calidad de Vida de una Ciudad.

¿Qué son los indicadores normalizados/estandarizados?

Son conjuntos de mediciones y métricas cuantitativas, cualitativas o descriptivas que proveen definiciones y metodologías globalmente normalizadas y estandarizadas.

¿Quiénes son los usuarios de la ISO 37120?

Esta norma internacional es aplicable a cualquier ciudad, municipio o gobierno local que se comprometa con la medición de su desempeño en una forma comparable y verificable sin considerar su tamaño, ubicación o nivel de desarrollo. Es decir, implementa un enfoque incluyente para la aplicación de esta norma.

¿Cómo puede la norma iso 37120 ayudar a las ciudades?

Indicadores normalizados y estandarizados habilitan a las metrópolis para evaluar su desempeño y medir su progreso a través del tiempo, además de dibujar lecciones comparativas con otras urbes, local o globalmente.

ISO 37120 también ayuda a guiar políticas públicas, planeación, gestión y administración a lo largo de múltiples sectores y partes interesadas.

¿Será posible entonces que la nueva administración de la CDMX asuma el reto técnico de adoptar y aplicar la ISO 37120 para medir, controlar y mejorar los indicadores de la capital mexicana?

Alcance de la ISO 37120

  • Economía
  • Educación
  • Medioambiente
  • Recreación
  • Seguridad
  • Protección/Abrigo
  • Residuos sólidos
  • Telecomunicaciones e Innovación
  • Finanzas
  • Incendios y respuesta a emergencias
  • Gobernanza
  • Salud
  • Transporte
  • Planeación urbana
  • Aguas residuales
  • Agua y Sanidad

——-

Rafael Yáñez Hoyos

Ingeniero mecánico-eléctrico por la Universidad Veracruzana. Director general del Consejo en Excelencia Técnica. Consultor en Mercadotecnia Estratégica, Normalización y Certificación para el sector electrotécnico. Cuenta con 30 años de experiencia profesional en empresas globalizadas de la industria eléctrica.

Acerca del autor

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

shares