Del otrora famoso Cine Latino sólo la última palabra y, por supuesto, el terreno, le fue heredada a este edificio, hoy uno de los icónicos rascacielos que se han erigido en el corredor financiero más importante de América Latina durante la última década

Por Darinel Becerra

El diseño de los espacios responde a un sistema arquitectónico ordenado, eficiente y flexible

Imagine a 2 mil 500 espectadores saliendo del Cine Latino en los años sesenta, después de haber disfrutado de una película proyectada con motivo de la Muestra Internacional de Cine. Este espacio fue por décadas la sede de ese extraordinario evento cultural que hoy tiene lugar en la Cineteca Nacional.

Ahora, imagine a la gente de antaño emocionada por ir a ver a Gregory Peck y Diane Baker en Espejismo (1972), comentando la maravilla de poder aparcar su vehículo en el estacionamiento del cine. Fue el primer espacio cinematográfico que ofreció dicho servicio.

Vuelva su mirada a Paseo de la Reforma 296, y vea cómo entran, salen, suben y bajan a lo largo de 47 pisos más de 8 mil personas, todas, o casi todas, con un celular en la mano; algunos vestidos de ejecutivos y otros tan relajados como si fuera un domingo.

El estacionamiento de la fachada principal tiene un cristal spandrel templado

Con seguridad observará, en la entrada de la Torre Reforma Latino, una rara mezcla de adultos y millennials, todos con un espíritu de emprendedor que se refleja en su apresurado paso y en la rápida escritura sobre las pantallas de sus smartphones.

Esto sucede, hoy en día, en uno de los más icónicos proyectos de Parks Desarrolladora, constructora del inmueble, cuya arquitectura, a cargo de Landa Arquitectos, convive con la del Sheraton María Isabel y la del Ángel de la Independencia, por mencionar algunos ejemplos.

Antes de hablar de las características de la estructura, llama la atención que cuenta con el servicio de regaderas y vestidores en la planta baja, en beneficio de sus usuarios y con el fin de brindarles la tranquilidad de ajustar algunos detalles de aseo personal antes de comenzar el día.

Torre Reforma Latino ostenta una certificación LEED Gold, otorgada por el USGBC

El objetivo y los porqués 
Torre Reforma Latino es un edificio de oficinas en el que la estructura, el proceso constructivo y la organización de los espacios forman parte de un mismo sistema arquitectónico ordenado, eficiente y flexible.

La torre cuenta con 1 mil 661 cajones de estacionamiento de autoservicio, distribuidos en cuatro sótanos y trece niveles sobre la banqueta, dispuestos en medios niveles y comunicados por rampas. Sobre el estacionamiento hay 34 pisos de oficinas AAA, donde las plantas tipo se pueden subdividir en ocho partes sin perder espacio aprovechable, eliminando la necesidad de pasillos dentro del área útil. Cuenta también con 1 mil metros cuadrados de comercio y equipamiento.

Acceso vehicular por Av. Paseo de la Reforma Acceso de bicicletas por Av. Paseo de la Reforma y la calle de Estrasburgo Vestíbulo en la planta baja que comunica a diferentes áreas: comercios, oficinas y circulaciones verticales (elevadores y de servicio)

El acceso al edificio es mediante un vestíbulo en la planta baja –que conduce a un sky lobby en el piso 12– como antesala a las oficinas. Este espacio cuenta con un balcón orientado a Paseo de la Reforma. Los elevadores y escaleras que comunican las oficinas forman un núcleo lineal al centro de la planta de la torre. Siete elevadores comunican el estacionamiento, el vestíbulo en planta baja y el sky lobby. Seis de ellos comunican al sky lobby con la primera mitad de niveles del cuerpo de oficinas y seis más con los pisos superiores. Un montacargas de apoyo da servicio a todos los niveles del edificio. En la parte superior se encuentra un helipuerto que techa el penthouse de doble altura.

Plásticamente, la torre se integra como parte fundamental de la expresión compositiva, mientras que su planteamiento estructural está basado en marcos de concreto y acero. Éstos funcionan como parteluces en las fachadas laterales y refuerzan el carácter de su verticalidad. Los cuerpos de estacionamientos y oficinas se encuentran contenidos al interior de estos marcos.

La fachada de cristal permite el paso de luz natural hacia el interior de la torre. En tanto que los muros vegetales absorben el exceso de calor del inmueble

En cuanto a su estética, cada elemento del inmueble cuenta con una expresión propia, la cual exalta la tecnología del material que lo compone.

Los marcos estructurales se encuentran revestidos con una fachada ventilada de alta eficiencia con piedra de granito de 20 milímetros de espesor. El estacionamiento de la fachada principal tiene un cristal spandrel templado, mientras que en la fachada posterior y laterales, celosías de acero y muros vegetales.

El cuerpo de oficinas está dotado con cristal de alta eficiencia con tecnología Duovent y película Low-E, que permite el paso de luz natural hacia el interior del edificio, pero no permite la transferencia de calor.

El cuerpo de oficinas está dotado con cristal de alta eficiencia con tecnología Duovent y película Low-E

Una torre inteligente
La primera señal de inteligencia se observa en un escudo, sobre los elevadores, con el cual se constata que el edificio cuenta con la certificación LEED Gold, otorgada por el U.S. Green Building Council.

Otro rasgo de modernidad puede apreciarse desde los puntos de acceso al inmueble, ya sean vehiculares o peatonales. Todos se encuentran controlados con sistemas de gestión de última generación.

La entrada peatonal se opera a través del sistema PORT, que administra los 20 elevadores del edificio para reducir al mínimo los tiempos de espera y asegurar el máximo confort de los usuarios. Este sistema gestiona el consumo eléctrico de los elevadores y, entre otras cosas, se adapta a la demanda de los usuarios en los diferentes horarios del día, enviando los elevadores requeridos al momento.

Torre Reforma Latino cuenta con un BMS de última generación. Esta herramienta apoya a los técnicos de mantenimiento a supervisar y controlar el suministro de energía eléctrica, agua, iluminación, SCI, PCI, entre otros, además del control y regulación de los sistemas HVAC, los cuales reconocen los patrones históricos de uso y picos de consumo.

El sistema PORT administra los 20 elevadores del edificio para reducir al mínimo los tiempos de espera de las

En cuanto al ahorro del recurso hídrico, el inmueble posee una planta de tratamiento que recicla aguas negras, mismas que se reutilizan para abastecer a más de 200 WC y mingitorios. Adicionalmente, cuenta con una planta de captación de aguas pluviales, las cuales se aprovechan para el riego de jardines verticales. Además, el recurso hídrico es preservado gracias al sistema de bajo consumo instalado en los baños y llaves de agua al interior del inmueble, controlado por un sensor de presencia de 0.30 segundos con un consumo de 2 L/min.

Uno de los sistemas más importantes de Torre Reforma Latino es el de protección contra incendios. Funciona a base de rociadores automáticos, hidrantes, válvulas para tomas de manguera de bomberos y extintores manuales de CO2 y PQS de acuerdo con las Normas Oficiales. El sistema está integrado por equipo de bombeo eléctrico, bomba jockey y de combustión interna, una toma siamesa y una gran celda de reserva en la cisterna, así como hidrantes con manguera y rociadores en los 47 niveles y cuatro sótanos de la torre, atendiendo el área rentable y común del edificio.

Los sistemas de climatización mecánica de la torre contribuyen al ahorro de energía eléctrica

Otra de las características que hacen especial a este corporativo es el área verde constituida por más de 2 mil 500 metros cuadrados de jardines verticales, que además de embellecer al rascacielos, reducen de forma significativa la temperatura de la misma y mejoran la calidad del aire.

Gracias a este conjunto de estrategias y soluciones inteligentes, la torre obtuvo a inicios de este año el Premio IMEI-BOMA 2018, en la categoría de Edificios Corporativos.

Al igual que los arquitectos Gabriel Romero, Carlos Vergara y Guillermo Salazar hicieron del Cine Latino un referente urbano de antaño, hoy, los desarrolladores de Parks llevaron su imaginación arquitectónica hasta esta torre que ya destaca entre los rascacielos más llamativos y sustentables de la Ciudad de México.

El sistema contra incendio está integrado por rociadores automáticos, hidrantes, válvulas y extintores manuales de CO2 y PQS

INSTALACIONES DE LA TORRE REFORMA LATINO

  • Helipuerto en el nivel 47
  • Fachada principal de cristal Duovent y película Low-E que permite el paso de la luz natural
  • Cuarto de máquinas para equipos de aire y sistemas eléctricos
  • Certificación LEED GOLD
  • Sistema contra incendios
  • Sistema de extracción de humos
  • Sistema de presurización de escaleras
  • Aire acondicionado y ventilación mecánica
  • Sistema alternativo de aguas pluviales
  • Red de agua potable
  • Red de agua reciclada
  • CCTV
  • Sistema de ahorro de energía
  • Rutas de evacuación y salidas de emergencia

LA PLANTA BAJA DE LA TORRE REFORMA LATINO
Estacionamiento vehicular y para bicicletas
Vestidores con regaderas
Comercio
Comedor en nivel 1

LOW RISE: Nivel 12 al 28 
Sky Lobby / Terraza
Oficinas con circulaciones verticales, servicios y ductos de instalaciones con entrepisos de 4.20 metros

HIGH RISE: nivel 29 al 45 
Sky Lobby / Terraza 
Oficinas con circulaciones verticales, servicios y ductos de instalaciones con entrepisos de 4.20 metros

SUSTENTABILIDAD Y CERTIFICACIÓN LEED 

98 % del agua residual es tratada a nivel terciario y reutilizada en el edificio
50 % de reducción en el uso de agua potable
13 % de ahorro en el costo anual de energía
14 % de ahorro energético en iluminación
26 % de contenido reciclado en los materiales de construcción
76 % de las áreas regularmente ocupadas cuentan con un buen nivel de luz natural
98 % de las áreas regularmente ocupadas cuentan con vistas al exterior

Acerca del autor

Artículos relacionados

Dejar una respuesta

Tu correo electrónico no será publicado.

shares