De acuerdo con el World Green Building Council (WGBC), los edificios verdes desempeñan un papel crucial en la prevención y control del Covid-19. Las medidas de prevención comunitarias en las edificaciones son elementos clave para luchar contra la pandemia del coronavirus. Esto incluye el autoaislamiento, la gestión comunitaria, desinfección de ascensores, limpieza ambiental, ventanas abiertas para ventilación natural, etcétera.

 

El WGBC resalta el caso de las tecnologías de construcción ecológica en China para mitigar el brote del virus. Cita el último estándar chino para la evaluación de edificios sustentables: Assessment Standard for Green Building (GB / T 50378-2019, en lo sucesivo, ASGB), emitido en marzo de 2019. Este estándar incorpora nuevos conceptos en el desarrollo de la tecnología para la edificación y toma en cuenta las variables de seguridad, durabilidad, salud, habitabilidad y accesibilidad para los ocupantes de todas las edades.

 

Los criterios para los edificios verdes, descritos en la certificación ASGB, son beneficiosos para la prevención y el control del Covid-19, afirma el WGBC. Éstos pueden resumirse en cinco pilares:

 

  1. Proporcionar las funciones básicas para la prevención y control de epidemias. Para los ocupantes incluye la ventilación natural, desinfección, limpieza de interiores y evitar la recolección; para la gestión de la propiedad, incluye la gestión de residuos, publicidad y gestión de la información, calidad del aire interior y del agua, funcionamiento estable de los equipos de construcción y las habilidades para responder a la epidemia.

 

  1. Brindar instalaciones convenientes. Los requisitos incluyen permitir que los ocupantes y los trabajadores del edificio proporcionen acceso rápido a equipos e instalaciones médicas; personal efectivo y control de vehículos; señales relevantes para alertar a las personas; cambiar la función de la sala cuando sea necesario (salas médicas, de aislamiento, residenciales de transición, de almacenamiento de suministros y de observación).

 

  1. Reducir el riesgo de infección y prevenir la infección cruzada. Además de los dos puntos anteriores, el edificio en sí debe “aislar” el virus tanto como sea posible para reducir el riesgo de infección.

 

  1. Promoción y protección de la salud de los ocupantes. Actualmente no existe un medicamento antiviral específico contra el Covid-19; por el contrario, se trata de una enfermedad autolimitada, que depende de la inmunidad del cuerpo, principalmente. El ASGB regula la calidad del agua, del aire, la aptitud física y los materiales de construcción con función antibacteriana para promover la salud de los ocupantes, a fin de reducir el riesgo de contraer enfermedades y mejorar la resistencia a los virus.

 

  1. Entorno de vida y laboral estables. Los requisitos de ASGB en esta área incluyen asegurar el acceso al agua potable de los ocupantes e instalaciones y espacios públicos (supermercados, hospitales, infraestructura adecuada), etcétera.

 

Según el WGBC, el ASGB desempeña un papel activo al proporcionar una garantía básica acerca de las condiciones convenientes para la prevención y control del Covid-19. Como resultado de la crisis por el coronavirus, se debe prestar más atención al desempeño de salud de los edificios, a fin de hacer una mayor contribución ante las principales emergencias sanitarias en el futuro.

 

Fuente: worldgbc.org

Acerca del autor

Periodista

Artículos relacionados

shares